Dolor en los riñones

El dolor de riñones suele presentarse a un costado del cuerpo, hacia la parte trasera, por lo que es también llamado dolor de costado y puede ser confundido fácilmente con el lumbago, por los síntomas que, por lo general, suelen ser parecidos. La molestia puede ser muscular o tener causas más problemáticas. En este post te contamos cómo puedes diagnosticarlo y qué tratamientos o medicamentos puedes seguir para solucionar tus problemas de salud.

¿Qué es el dolor de riñones?

Es bueno conocer primero que son para así saber reconocer la molestia o los síntomas que lo acompañan. , así que te hablaré primero de estos dos pequeños órganos cuya función es crucial para tener limpio el organismo de sustancias tóxicas, las cuales se drenan principalmente a través de la orina y el sudor. Funcionan como un filtro que saca de tu cuerpo aquello que no funciona y deja lo que si sirve. Es decir, asegura la buena salud de tu organismo.

Generalmente se presenta solo a un costado de la espalda, es decir, a un riñón, y viene acompañado de fiebres o de síntomas urinarios como sangre en la orina o muchas ganas de orinar (mucho más de lo normal). Sin embargo, es bueno aclarar que el dolor de costado no siempre es producto de problemas en los riñones, puede ser simplemente una extensión de tu dolor de espalda.

Las causas más comunes del dolor de costado son:

  • Infecciones renales.
  • Piedras renales.
  • Artritis.
  • Abscesos en los riñones.
  • Compresión de nervios en la espalda.
  • Espasmos musculares.
  • Pancreatitis u otras enfermedades similares que afecten a los órganos ubicados en el abdomen.
  • Inflamaciones en la vejiga como la enfermedad de Chron.
  • En ocasiones también los ataques de corazón pueden causar dolores en el riñón.
  • Enfermedad de discos.
  • Infección en la medula espinal.
  • Neumonía o enfermedades pulmonares que causan dolor en el pecho que luego se traslada a los costados.

Como puedes ver, solo las primeras de las causas están directamente relacionadas con enfermedades renales, las otras causas provienen de otros órganos.

¿Cómo se diagnostica el dolor de riñones?

Normalmente se debe a una infección en el riñón o a alguna enfermedad relacionada con ellos. El dolor es más bien como un cólico que va y viene, pero cuando está presente es muy fuerte e intenso y puede condicionar tu salud general y, con ello, tu vida.

Los síntomas más comunes del dolor de riñón son estos:

  • Fiebre.
  • Mareos.
  • Sarpullido.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Sangre en la orina (muy alarmante).

Si estos síntomas se presentan de forma prolongada y además vienen acompañados de escalofríos, sed intensa o falta de sudoración, entonces lo mejor es que llames a un médico pues podría tratarse de piedras en los riñones, deshidratación o una infección, en cuyo caso deberás recibir un tratamiento apropiado.

El médico para realizar un correcto diagnóstico de las causas renales que provocan la molestia, te pedirá que te realices un examen de orina, para identificar si hay restos de albúmina en ella, lo cual indicaría que los riñones no están filtrando bien.. En el caso de las mujeres puede haberse originado por una infección en la vejiga no tratada o mal curada, por lo cual se debe estar atenta a un posible ardor al orinar y solo tomar los antibióticos indicados por el médico para aliviar esta infección.

También te pueden indicar que te hagas un examen conocido como GFR (siglas en inglés de tasa de filtración glomerular) para ver que tan bien están filtrando tu sangre los riñones.

Tratamientos para el dolor de riñones

Hay diversos tratamientos, pero más que tratarlo es importante prevenirlo. Como en la mayoría de los casos se produce por la deshidratación, una buena forma de prevenirlo es tomar al menos 8 vasos de agua al día (un litro). Si no se pudo prevenir y apareció, el agua también ayudará, así que como tratamiento para el dolor de riñones, principalmente debes tomar mucha agua.

A continuación te contamos otros remedios naturales recomendados para cada posible causa del dolor de riñón y también los tratamientos convencionales que te puede indicar el especailista cuando acudas a la consulta.

Remedios naturales recomendados para el dolor de riñones

El agua es incluso uno de los mejores remedios que te puedo recomendar para esto, pues si el dolor es ocasionado por piedras o cálculos en los riñones, el agua ayudará a que se vayan diluyendo y se expulsen de forma natural.

Otros naturales remedios recomendados son:

  • Agua con limón: el limón tiene un alto contenido de ácido cítrico y por ende tiene una alta capacidad para ayudar a romper los posibles cálculos que se hayan formado en el riñón. Agrega el jugo de dos limones a un vaso de agua natural y procura tomar esto al menos dos veces al día.
  • Te de ortiga: la ortiga es una planta con muchas propiedades antiinflamatorias y el té de esta planta también ayuda a eliminar las bacterias y cristales que se hayan podido quedar atrapadas en tu sangre.
  • Jugo de apio: el apio tiene propiedades antisépticas. Tomar jugo de esta planta o agregar un poco a tus batidos te ayudará a filtrar tu riñón.
  • Jugo de granada: la granada es una de las frutas más recomendadas para el tratamiento de las afecciones renales y urinarias ya que sus propiedades astringentes ayudan a diluir las piedras o cálculos que se forman, pero se debe tomar con moderación porque tiene un alto contenido de glucosa.
  • Jugo de sandía: la sandía tiene una alta cantidad de agua y potasio que ayudan desintegrar las piedras que se hayan formado por fosfatos y carbonatos, además de que ayuda a disminuir la acidez de la orina.

Medicinas y tratamientos convencionales para el dolor de riñones

Según sean las causas, el doctor te puede recomendar desde un tratamiento con medicamentos, hasta antibióticos o una cirugía. Lo importante es que cuando intentes resolver tus síntomas acudas con un profesional.

Lo que usualmente suelen recetar los médicos son medicamentos, en concreto, analgésicos por vía intravenosa y antiinflamatorios vía oral, Enantyum o Nolotil, los cuales ayudarán a manejar y controlar el dolor cuando se presente. El reposo y la hidratación constantes son los acompañantes indispensables de este tratamiento.

Si lo que tienes son quistes hay distintos tratamientos a base de antiinflamatorios y otros medicamentos que ayudan a desaparecerlos, teniendo como última opción una cirugía que los remueva. La cirugía también se suele realizar en el caso de que haya una obstrucción en el tracto urinario o en la uretra producida por los cálculos que se formaron en el riñón, solo si no se lograron expulsar de forma natural.

Recuerda también que de un diagnóstico correcto y a tiempo va a depender el éxito del tratamiento ya sea con medicamentos o con simples masajes. No debes confundirlo con un lumbago, pues los síntomas son totalmente diferentes (aunque la localización sea similar) y por ende el tratamiento también es distinto, cúralo de forma adecuada y evita problemas de salud mayor en un futuro.

Dolor en los riñones
4.2 (84%) 5 votes

Leave a Reply