¿Qué es ese dolor en mi boca? El incómodo dolor de muelas

Uno de los dolores comunes que padecemos las personas es el dolor de muelas. Sus causas pueden ser muchas y resulta ser realmente incómodo pues se dificultan cosas tan comunes como comer o simplemente abrir bien la boca para hablar. Aquí aprenderás a identificar las causas, cuáles son sus síntomas y te contamos cómo controlar la infección e, incluso, curarlo con remedios que de verdad funcionan.

¿Qué es el dolor de muelas?

Antes de entrar en detalle sobre el diagnóstico y cómo solucionar el dolor te contamos qué es exactamente. El dolor de muelas, también conocido como odontalgia, se presenta como una molestia creciente en la cavidad pulpar del diente que termina por afectar al resto de la boca. Consigue crear problemas de salud, como infecciones, ya que limita las capacidades normales de las personas que lo padecen para comer, hablar o, cosas tan sencillas, como beber agua y puede llegar a producir fiebre.

Las causas más comunes son:

  • Caries dental.
  • Fractura dental o fisuras dentales.
  • Raíces dentales expuestas.
  • Gingivitis o inflamación de las encías.

También podrías presentar dolor de muelas si recientemente has tenido algún tratamiento de endodoncia que no funcionó de forma adecuada o si tu cepillado no ha sido lo suficientemente eficiente y se te han formado placas de sarro y cálculo en los dientes, en cuyo caso necesitarás una buena limpieza dental. Ya podrás imaginar que el que mejor sabrá cómo hacerlo es tu odontólogo de confianza y que el es quién te dirá cómo son los pasos que debes seguir.

¿Cómo se diagnostica correctamente el dolor de muela?

El dolor de muela se caracteriza por incomodidad para abrir bien la boca, sensación dolorosa para comer alimentos muy calientes o fríos y, en algunos casos, puede presentarse fiebre si el problema viene de infecciones o con sangrado en las encías. Si no se trata el  dolor cada vez más intenso que se propaga a otras zonas de la cara. Así que, como ves, puede suponer un auténtico problema de salud.

De hecho, en principio puedes sentir solo una molestia en la mandíbula pero también se puede ir extendiendo por otras zonas de la cara o del cuerpo como, por ejemplo, el oído, la cabeza. En otros casos este dolor puede afectar también el cuello y la garganta. Es decir, la infección va yendo a más y tiene que ser un odontólogo el que te diga cómo poder solucionar el problema.  El experto dental te examinará y te dirá si el problema es grave (que requiera la extracción de la pieza dental) o se puede tratar de forma tópica.

Tratamientos para el dolor de muela

Por ser tan común hay más de un tratamiento de salud recomendado para curarlo, bien sea por medio de medicinas naturales o remedios caseros o a través de visitas a tu dentista. De hecho, si lo piensas bien, ya desde bien pequeños se sufre, y mucho, con el tema de los dientes. Sea cual sea el tratamiento que elijas, lo importante es que estés siempre atento a los síntomas que pudiesen indicar alguna infección dental y que, por supuesto, visites a tu dentista.

Remedios naturales más eficaces para combatir el dolor de muela

Si no puedes acudir a tu dentista de forma inmediata, puedes probar con alguno de estos tratamientos caseros, te ayudarán mucho a aliviar el dolor mientras puedes ir a hacerte un diagnóstico de la causa real. Aquí van nuestros consejos:

  • Agua tibia con sal: este es uno de los recomendados por las abuelas y tiene un efecto calmante y anestésico, dura muy poco tiempo, pero es fácil de hacer y funciona.
  • Hilo dental: usar hilo dental para retirar las posibles partículas que se quedaron atrapadas entre los dientes puede ayudar a aliviar si la molestia se debe a eso.
  • Analgésicos de venta libre: los más comunes que puedes tomar para aliviar el dolor son el ibuprofeno o el acetaminofén. Ambos te ayudarán a aliviar el dolor pero debes ser consciente de que el problema en las muelas en sí no será solucionado. No podrán con problemas de salud bucal más graves.
  • Antisépticos de venta libre: como la benzocaína, que puedes aplicar de forma local en el diente afectado y te ayudarán a adormecer la zona que te duele.
  • Aceite de clavo de olor: este aceite funciona como un antiséptico local gracias a que contiene eugenol. Lo puedes aplicar directamente sobre el diente o la encía o puedes usar un algodón para una aplicación más sencilla.
  • Compresas frías: si el problema se debe a alguna fisura en el diente, seguramente la zona se inflamará. En ese caso lo que puedes hacer es aplicar una compresa fría por fuera mientras logras ir a ver a tu dentista.

Recuerda que los remedios caseros nunca sustituyen a la solución de salud que pueda ofrecerte el profesional dental.

Medicinas y tratamientos convencionales para el dolor de muela

Los tratamientos y medicinas convencionales para aliviar el dolor siempre deben ser recomendados por un médico, no son actos que debas hacer en casa ya que podrías poner en riesgo tu salud.

Cuando vayas al dentista él te dirá si tu dolor de muelas se debe a una caries. En ese caso el tratamiento que te aplicará será eliminar la zona dañada y colocar allí un empaste que hará que se recupere la salud de tu diente o dientes. Si la caries es más profunda entonces te hará una endodoncia, es decir, retirará la pieza dental y sellará el conducto nervioso para evitar futuros dolores.

También podrías tener un problema de bruxismo (aprietas demasiado los dientes) y en ese caso te recetarán el uso de una férula para corregir tu mordida. Si tu problema es periodontal entonces tendrás que seguir un tratamiento de varias sesiones donde tu dentista irá determinando que parte del daño debe atacar en cada una de ellas y cómo poder hacerlo.

En el caso de que te diagnostiquen una gingivitis (inflamación de las encías) te recomendarán algún tratamiento a base de desinflamatorios de uso tópico y enjuagues bucales con antisépticos, también te recomendarán el uso diario de hilo dental y te realizarán una limpieza profunda para eliminar sarro y otras posibles adhesiones en tus dientes.

Finalmente, recuerda que aunque pienses que el dolor de muela es algo corriente, si se presentan complicaciones como fiebre o inflamaciones externas, lo mejor es que vayas al médico y así puedas evitar que el daño que podría estar solo en una muela o en una pequeña parte de las encías, se extienda a otras zonas de la boca y se convierta en un mal mayor. Nuestra salud dental merece toda la importancia del mundo y tienes que cuidarla. Dedícale unos minutos en tu día a día.

¿Qué es ese dolor en mi boca? El incómodo dolor de muelas
4 (80%) 1 vote

Leave a Reply