El dolor lumbar y sus tratamientos

Padecer dolores en distintas partes del cuerpo es más común de lo que parece. ¿Tienes lo que podrías llamar “dolor de cintura”? ¿Te duele la espalda baja cuando estás sentado? Entonces podrías encontrarte frente al dolor lumbar, algo muy frecuente en nuestros días.

Quiero hablarte un poco más sobre este tipo de dolor para que puedas identificarlo y mejor aún, para que aprendas como tratarlo de forma correcta, incluso quisiera recomendarte algunos ejercicios que seguro te ayudarán muchísimo a mejorar ese dolor.

¿Qué es el dolor lumbar?

Antes que nada, es importante que tengas claro qué es el dolor lumbar. Se trata del dolor que se presenta en la última vértebra lumbar, es decir, en la zona sacro ilíaca, una zona que es muy móvil (demasiado móvil) en el hombre moderno, no del ser humano de forma natural.

Te preguntarás ¿por qué? Y la razón es porque el ser humano moderno está sometido a mucho estrés, pasa muchas horas sentado, no realiza ejercicios físicos, tiene alteraciones digestivas e intestinales, también al estar tanto tiempo sentado ejerce presión sobre sus riñones y órganos que le rodean.

Todas estas cosas provocan rigidez en las zonas lumbar alta y media, es decir, con poco movimiento, lo cual ocasiona que una tercera zona (la zona lumbar baja) tenga que hacer el trabajo de las otras dos zonas porque ya no se están moviendo, cargándole así más trabajo del que realmente le corresponde.

¿Cómo se diagnostica? Aprende a identificarlo adecuadamente

El dolor de espalda baja o dolor lumbar puede ser algo que no genere más que la molestia del momento que puede ser pasajera en un plazo no mayor a 3 semanas, sin embargo, si tu dolor lumbar luego de 3 semanas no ha cedido y tampoco has visto alivio tomando medicamentos, entonces es mejor que vayas al médico.

En el momento de la consulta es muy importante que le indiques al médico exactamente qué es lo que sientes, donde lo sientes y los momentos en los que lo sientes, pues de ésta manera el podrá ayudarte a identificar si se trata de un dolor simplemente muscular o si hay algún tipo de enfermedad más profunda que podría estarlo causando.

Las causas más comunes del dolor lumbar son:

  • Distención muscular en alguno de los ligamentos de la espalda (presente con frecuencia en los adultos jóvenes).
  • Hernia discal lumbar (ciática): se da cuando existe presión en alguna raíz nerviosa de la columna, lo que causa dolor que se extiende por la nalga y a lo largo de las piernas.
  • Discartrosis: es una especie de lumbalgia crónica que se hace más severa con ciertos movimientos y posiciones. También es frecuente en adultos jóvenes.

Los métodos más comunes para diagnosticar correctamente una lumbalgia son las imágenes diagnósticas, el doctor podría ordenarte alguno de éstos exámenes:

  • Radiografía: para ver el estado de tus vertebras.
  • Tomografía computarizada (TAC): para detectar si hay alguna hernia en los cortes transversales de los discos.
  • Mielografía: para este examen te colocan una inyección con algún medio de contraste que ilumina la columna antes de hacer una tomografía o una resonancia y de ese modo es más fácil identificar alguna lesión o tumor en la columna.
  • Resonancia magnética: muestra desde un ángulo transversal la columna y también es útil para identificar infecciones o tumores.

En todo caso, los síntomas más comunes que te indicarán que debes ir al médico y posiblemente practicarte alguno de estos exámenes son:

  • Dificultad de movimientos: se te hará difícil caminar e incluso ponerte de pie.
  • Dolor en la pierna que rara vez va debajo de la rodilla, pero pasa por la ingle y la nalga.
  • Adormecimiento de las extremidades inferiores: es posible que sientas que te cuesta mover el pie o algún hormigueo en la planta.
  • Dolor de espalda que empeora al sentarse.

Tratamientos para el dolor lumbar

Hay varios tratamientos recomendados para manejar, controlar e incluso eliminar definitivamente el dolor lumbar. Pueden ir desde sencillos ejercicios de estiramiento y respiración hasta complejas cirugías de la Columna vertebral, en todo caso, es un especialista en neurocirugía quien debe darte el diagnóstico definitivo para que puedas saber cuál es el camino correcto que debes tomar.

Así mismo, cuando se trata de un problema leve, los tratamientos naturales también ayudarán muchísimo a aliviar el dolor y mantenerlo controlado. Pero recuerda que si tras aplicar estos tratamientos por 3 semanas continuas tu dolor no ha mejorado, entonces debes acudir inmediatamente al especialista.

Remedios naturales

Normalmente los tratamientos más recomendados para ayudar a aliviar la zona lumbar son los ejercicios de estiramiento que la ayudarán a recuperar su flexibilidad. Puedes buscar en internet rutinas sencillas de estiramiento en las que si lo deseas puedes incluir pelotas, pero lo importante es que busques la relajación de las caderas y de la pelvis.

También puedes realizarte auto masajes en los glúteos con la ayuda de una pelota pequeña, acostándote sobre ella y moviéndote hacia un lado y hacia el otro, durante unos 5 a 10 minutos, tratando de trabajar toda la zona glútea. Al finalizar te colocas completamente boca arriba y estiras completamente las piernas para sentir la relajación.

Otro forma de hacer un auto masaje en la zona lumbar (espalda baja) es un con palo grueso (más grueso que el de una escoba), lo vas a deslizar desde tu espalda media hacia abajo y tratando de profundizar en toda la zona lumbar.

Si decides optar por plantas medicinales recuerda que el jengibre, la curcumina, sábila y caléndula tienen propiedades antiinflamatorias, las dos últimas te ayudarán aplicándolas como compresas mientras que las dos primeras las puedes tomar en infusiones.

Medicinas recomendadas para tratar el dolor lumbar

Más allá de los remedios naturales para aliviar el dolor lumbar, están los tratamientos de la medicina tradicional. Si acudes al médico con un dolor lumbar, lo más seguro es que te recete algún antinflamatorio no esteroide, relajantes musculares, narcóticos (opiáceos) o analgésicos.

Debes tener mucho cuidado con los medicamentos de tipo narcótico pues podrían causar adicción. Adicional a los medicamentos, también hay inyecciones de esteroides que se colocan directamente en la columna (inyección epidural), descargas eléctricas (estimulaciones a los centros nerviosos) y finalmente, en los casos realmente graves, están las cirugías en las cuales se reemplazan discos de la columna o se colocan barras para reforzarla.

Recuerda que un cambio de hábitos a tiempo puede ayudarte a prevenir el dolor lumbar y que éste se convierta en una lumbalgia severa que pueda desencadenar en una complicada cirugía. Evita el sedentarismo y trata de no permanecer sentado por más de 30 minutos seguidos para que tu zona lumbar no se vea forzada más de lo debido.

El dolor lumbar y sus tratamientos
4 (80%) 1 vote

Leave a Reply