¿Tienes un dolor de hombro? Conoce qué puede ser

El hombro es una estructura más compleja de lo que parece, en él convergen una serie de músculos y articulaciones que trabajan al unísono y ayudan al movimiento del brazo. El error que solemos cometer al tener dolor de hombro es verlo como un todo y no como el complejo de músculos, huesos y articulaciones que comprende.

A continuación conocerás un poco más sobre esta estructura y aprenderás a identificar la causa de tu dolor de hombro para que puedas aplicar luego un tratamiento adecuado, según la necesidad real.

¿Qué es el dolor de hombro?

Es bueno conocer bien qué es el hombro y cómo está estructurado para poder comprender qué es lo que debes hacer si se presenta algún dolor o molestia. Básicamente el dolor de hombro es esa molestia que se presenta en la zona superior del brazo (alrededor de la clavícula), puede provenir de una articulación desgastada o de alguna tensión muscular.

Se presenta una molestia localizada que puede ir enfocada hacia alguna de las partes de la estructura. Se puede deber a una híper movilidad o a una hipo movilidad, es decir el hombro se mueve más allá del rango articular (o menos, según sea el caso) y eso es lo que ocasiona alguna lesión.

La principal articulación de las que se encuentran en el hombro es el conocido manguito rotador o manguito de los rotadores que está rodeada de cuatro músculos y sus tendones y es la que le permite el mayor rango de movimiento al brazo. Si le pones más tensión de lo normal a alguno de los ligamentos que unen estas articulaciones, tendones y músculos se presentará el dolor.

El dolor puede presentarse solo al levantar el brazo, cuando se mueve el hombro o todo el tiempo y podría ser solo una punzada breve o un dolor continuo. Las causas más comunes del dolor de hombro pueden ser de alguno de estos tipos:

  • Inflamación o desgarro de algún tendón (tendinitis o bursitis).
  • Inestabilidad (dislocaciones del hombro).
  • Osteoartritis (desgaste en los huesos por exceso de uso, debilidad o por la edad).
  • Fracturas o lesiones óseas (huesos rotos).

Las fracturas en las personas mayores suelen presentarse por caídas desde su misma altura mientras que en las personas jóvenes se presentan por actividades de alto impacto o lesiones en las que hay alta energía aplicada, por ejemplo, una caída de bicicleta en un ciclista puede generar la muy común fractura de clavícula.

¿Cómo se diagnostica el dolor de hombro?

El dolor de hombro puede deberse a alguna de las lesiones que te mencioné anteriormente, es importante hacer un correcto diagnóstico de la causa para poder dar con un tratamiento adecuado, que en los casos más severos podría llegar a ser quirúrgico.

Si el dolor de hombro es muy intenso y recurrente, lo más recomendable es que acudas al médico. El especialista que puede ayudarte a diagnosticar la causa de ese dolor es el traumatólogo. Él te realizará un examen físico previo para detectar anomalías y luego podría pedirte, si lo considera necesario, una serie de análisis como:

  • Radiografía para identificar alguna lesión en los huesos.
  • Resonancia magnética y ecografía para observar con detalle los tejidos blandos como ligamentos y tendones.
  • Tomografía computarizada para tener una visión mas detallada de los huesos.
  • Estudios eléctricos como el EMG (Electromiograma) para conocer el funcionamiento de los nervios.
  • Artrograma para ver mejor el estado del hombro, la articulación y los músculos que la rodean.
  • Artroscopia que ayudar a hacer un análisis más profundo, si no se encontró nada con ninguno de los anteriores y, adicionalmente, de encontrarse la causa del dolor, se podría corregir de forma inmediata.

 

Tratamientos para el dolor de hombro

Hay muchos tratamientos que se podrían recomendar para el dolor de hombro, aunque principalmente lo que se recomiendan son ejercicios de estiramiento y reposo para reducir la tensión en la zona y así eliminar el dolor, sin embargo, si la causa del dolor de hombro es alguna inflamación o lesión mayor, podría llegar a requerir un tratamiento como una cirugía.

Remedios naturales recomendados para el dolor de hombro

Como toda dolencia, para el dolor de hombro también podrás encontrar tratamientos naturales o terapias caseras alternativas como pueden ser los estiramientos o baños. Los tratamientos naturales más recomendados para el dolor de hombro podríamos clasificarlos principalmente en 3 tipos:

  • Ejercicios de estiramiento: hay varios tipos, dependiendo de la zona específica donde se ubique el dolor, pero la idea principal de que los realices es que los músculos que se encuentran tensionados se relajen. A continuación te menciono algunos:
    • Estiramiento global de hombro: lo puedes hacer con ayuda de una pesa o una bolsa con algo de peso, para ello solo sujetas la bolsa o la pesa y apoyando tu mano sin dolor en una superficie mientras flexionas todo el tronco hacia adelante, estiras el brazo adolorido, dejándolo caer en forma de péndulo. Para intensificar el efecto puedes hacer movimientos hacia adelante y hacia atrás, hacia los lados y en círculos. Haz varias repeticiones de al menos 15 segundos.
    • Estiramiento de la cara anterior del hombro: es muy simple de realizar, para él solo debes colocarte junto a una superficie rígida como el marco de una puerta y, adelantando una pierna, adoptar la típica posición de “chulo de playa”. Apoyas el codo en la superficie e inclinas tu cuerpo hacia adelante mientras sientes como se va estirando la zona frontal. Mantenlo durante 15 segundos y luego relaja. Haz por lo menos 3 repeticiones.
    • Estiramiento de la cara posterior del hombro: mucho más simple que los anteriores, solo tienes que tomar el codo del brazo a tratar y lo estiras llevándolo hasta el hombro del brazo contrario. Mantén esta posición durante 15 segundos y haz luego 3 repeticiones.
    • Estiramiento capsular en rotación interna: suena más complicado de lo que realmente es. Solo debes acostarte boca arriba y colocar el brazo adolorido frente a ti, como si fueras a ver la hora, luego sujetas el codo del brazo que duele con la otra mano y tu otro codo lo apoyas sobre la mano del brazo adolorido. Como en posición de genio. Luego debes empujar la mano del brazo a tratar hacia los pies, con lo cual lograrás un estiramiento en la zona del hombro que se elevará. Puedes hacerlo también de lado y, al igual que los otros, mantenerlo 15 segundos y repetir 3 veces.
    • Extensión de hombro en carga: para este ejercicio solo debes colocarte a gatas y apoyar firmemente en el suelo la mano del brazo a tratar, manteniéndolo completamente erguido. Luego solo debes balancear tu cuerpo hacia atrás, sin flexionar el brazo y mantener 15 segundos. Repite 3 veces.
  • Hierbas medicinales: además de los ejercicios de estiramiento, puedes colocarte cataplasmas o compresas de algunas hierbas e incluso tomar las infusiones, algunas de las más utilizadas son:
    • Salvia: es lo más recomendado para aliviar dolores por torceduras. Deja hervir 3 puñados de hojas de salvia en ¼ de litro de vinagre, luego humedece un paño y colócalo en el hombro lo más caliente que puedas tolerar. Aplícala al menos 3 veces al día.
    • Crema mentolada casera: la haces con hamamelina, lanolina y mentol, todos estos ingredientes en baño de maría hasta que tengan consistencia de crema. Puedes aplicar la crema en la zona afectada dando suaves masajes para activar la circulación.
    • Romero: te ayudará mucho si el dolor es por artritis. Pon a hervir hojas de romero con aceite de clavo en una taza de aceite vegetal durante 20 minutos, luego cuélala y déjala reposar. Puedes aplicarla como cataplasma 3 veces al día.
    • Pimienta de cayena o pimiento: hierve ¼ de taza de vinagre y agrega la pimienta hasta que formes una pasta, luego aplica esa pasta sobre una venda que vas a colocarte en el hombro afectado al que previamente le has colocado algo de aceite de oliva. Déjalo allí por dos horas y luego enjuaga. Puedes repetir 3 veces a la semana.
    • Limón: puedes cortar la mitad de un limón y darte un masaje suave en la zona adolorida. Te ayudará si el dolor es originado por artritis.
    • Aguacate: en este caso usarás la semilla de aguacate. Tritura hasta pulverizar dos semillas y luego mézclalas con media taza de miel caliente. Aplica esta mezcla como una crema en la zona adolorida. Es muy efectiva.
    • Papa rallada: esto te ayudará a prevenir la bursitis. Ralla una papa entera y agrégala a un vaso de agua, déjala reposar toda la noche y a la mañana siguiente la cuelas y te tomas el vaso de agua antes del desayuno.
  • Reposo: junto con los tratamientos anteriores es necesario que guardes reposo, pues si sigues haciendo las actividades que te generaron el dolor de hombros, nunca lograrás recuperarte totalmente.

Medicinas y tratamientos convencionales para el dolor de hombro

Cuando el dolor de hombro es muy intenso y continuo debes acudir a un especialista para realizarte los análisis correspondientes y que él te indique el tratamiento más adecuado. Dentro de los tratamientos más recomendados encontramos:

  • Tratamientos a base de medicamentos que pueden incluir antiinflamatorios no esteroides o inyecciones de corticoesteroides.
  • Cambios de actividades para que no sigas haciendo las cosas que te generaron el dolor o al menos cambiar las posturas.
  • Cirugías en los casos en los que se deba a alguna fractura o lesión que no pueda ser corregida con tratamiento.

Finalmente, recuerda que el dolor de hombro es una lesión común que indica que algo no estás haciendo bien: estás esforzando la articulación más de lo normal o estás cargando demasiado peso o tienes una mala posición corporal, es importante que puedas identificar bien la causa para que logres prevenir una lesión mayor que pueda llevarte a un quirófano.

¿Tienes un dolor de hombro? Conoce qué puede ser
Media de votos

Leave a Reply