Dolor de garganta: diagnóstico y tratamientos

¿Eres del tipo de personas que tiene que estar aclarándose la garganta a cada momento porque sientes incomodidad o ardor? Esa molestia que sientes de momento podría convertirse en un dolor de garganta muy incómodo. Si quieres saber qué lo puede estar causando y cómo podrías tratarlo, sigue leyendo y a continuación te revelo el secreto para tener una garganta saludable.

¿Qué es el dolor de garganta?

El dolor de garganta es una molestia, ardor o picazón que se puede sentir en la faringe (es el nombre técnico de la garganta) que dificulta la acción de tragar y en los casos más graves hasta se convierte en una molestia al hablar.

Las cosas que te podrían estar causando dolor de garganta son un resfriado (si es así pasará solo cuando se pase el resfriado), una alergia que se puede producir por el polen, el frío o simplemente el polvo en el ambiente y también puede ocurrir que se irrite la garganta al estar mucho tiempo cerca de personas que fuman mucho.

Pero hay muchos dolores de garganta que suelen ser producto de una infección (sobre todo en los niños) y en ese caso necesitarás un tratamiento de antibióticos para poder curarlo.

Otras de las enfermedades que te pueden estar ocasionando dolor de garganta son:

  • Amigdalitis.
  • Mononuclosis.
  • Inflamación estreptocócica.
  • Fumar.
  • Afta producida por infecciones.

Las infecciones en la garganta son más comunes de lo que crees, así que no tienes que preocuparte si llegas a tener una, pues con buenos cuidados pasará rápidamente.

Es muy importante que si tu dolor de garganta viene acompañado de otros síntomas como fiebre, vómitos, dolor estomacal, malestar general, parches blancos en las amígdalas o inflamaciones externas e internas, acudas al médico lo antes posible pues podría agravarse y para nadie es agradable tener un dolor que no le deje ni comer ni hablar bien.

¿Cómo se diagnostica el dolor de garganta?

Cuando tengas alguno de los síntomas que te mencioné antes, además del dolor de garganta, es importante que vayas al médico, pues de un diagnóstico correcto depende que recibas el tratamiento adecuado.

Imagina que lo que sientes es un dolor que no te deja tragar ni siquiera agua ¿no querrías que eso pasara lo antes posible? Pues, si no vas al médico, no tendrás una solución inmediata sino que le estarás dando largas a ese malestar.

Normalmente el diagnóstico comienza con una serie de preguntas (anamnesis) para que el médico pueda tener una idea general de qué podría estar ocasionando tu dolor de garganta. Luego de esas preguntas te examinará y si encuentra que podrías tener alguna bacteria te hará una prueba rápida para estreptococo. Esta prueba no suele durar más de 15 minutos.

Si esta prueba es negativa entonces es posible que tu dolor de garganta sea por otra bacteria o porque te contagiaste con algún virus, en ese caso te pueden pedir un cultivo de garganta cuyo resultado se tarda entre 24 y 48 horas o una prueba de sangre.

Tratamientos para el dolor de garganta

Dependiendo del diagnóstico que te haya dado tu médico, tu dolor de garganta tendrá un tipo de tratamiento diferente que puede ser a base de antiinflamatorios, antibióticos o simples tratamientos caseros. Hay personas que tienen problemas en las amígdalas por lo que hay algunos médicos que recomiendan su extracción como remedio al dolor de garganta, pero son muy escasos los casos en los que esto ocurre.

Remedios naturales que pueden ayudarte a aliviar el dolor de garganta

Recuerda que si tu dolor de garganta se debe a una infección, aunque puedas tomar algunos remedios naturales, lo más recomendable son los tratamientos convencionales a base de antibióticos, de lo contrario seguirás con ese dolor que no te dejará comer ni hablar por mucho tiempo.

Aclarado esto, te cuento los tratamientos caseros que mejor funcionan para aliviar el dolor de garganta.

  • Perejil, ajo y cebolla: no es algo que tenga un sabor muy agradable, pero puedes licuar esto y beber un vaso diario. Cada uno de los componentes te ayudará a aliviar tu dolor de garganta, sobre todo en el caso de infecciones.
  • Gárgaras de fresa: este remedio es un poco más agradable que el anterior. Solo debes cocinar una mezcla de fresas, hojas de fresa y agua y endulzarlo con miel. La guardas en la nevera y haces gárgaras con ella cuando esté bien fría cada 45 minutos por 3 días.
  • Jugo de zanahoria: el zumo de zanahoria con un poco de apio, ajo e hinojo se puede tomar dos veces al día.
  • Cebolla: deja remojar una cebolla grande en medio litro de agua por 12 horas y luego puedes endulzar con azúcar o miel y tomar una taza cada 2 horas hasta que pase el dolor.
  • Whisky: si, whisky, pero no es que te vas a tomar unos tragos, vas a servir medio vaso de whisky en una taza de agua tibia y con eso vas a hacer gárgaras para aliviar el dolor. Puedes hacerlo tanto como necesites pues funciona como anestésico y ayuda a calmar el dolor.
  • Batido de frutas y yogurt: es uno de los remedios más ricos, prepara un batido con granadas, moras azules, bananas y yogurt, lo endulzas con miel pura de abejas y lo puedes tomar dos veces al día (o más si quieres).
  • Manzanilla: pero no te voy a dar el clásico remedio del té de flores de manzanilla (aunque también podría funcionar). En este caso lo que tienes que hacer es preparar una cataplasma de hojas secas de manzanilla. Las colocas a hervir en 1 taza de agua y luego remojas un paño. Lo dejas enfriar un poco hasta que sea tolerable, y lo aplicas sobre tu garganta hasta que se enfríe.
  • Limón: lo puedes usar de dos maneras. Una de ellas es hervir 3 hojas de limón por cada taza de agua, endulzarlo con miel y beberlo poco a poco antes de que se enfríe. La otra forma es el zumo de limón con miel, este es un clásico para el dolor de garganta y es de sabor muy agradable. Puedes hacer gárgaras de esta mezcla varias veces al día hasta que pase el dolor.
  • Jengibre: un remedio que utilizan sobre todo los cantantes es un té de jengibre con leche. Hay quienes añaden unas hojitas de menta o endulzan el té con un caramelo de menta. Lo debes beber caliente.

Medicinas y tratamientos convencionales para el dolor de garganta

Lo primero, antes de tomar cualquier medicamento, es que tengas en cuenta que si no te lo ha recomendado el médico es posible que no funcione, ya que cada una de las causas de dolor de garganta tiene un tratamiento distinto. Te cuento los más frecuentes.

  • Bacterias: la más común es el estreptococo y para tratarla te recetarán antibióticos, el más común es la amoxicilina.
  • Virus: si tu dolor de garganta lo causa un virus entonces simplemente debes guardar reposo y dejarlo pasar. Algunos analgésicos de aplicación local pueden ayudarte a aliviarlo temporalmente.
  • Alergias: es normal que si estás expuesto a cosas que te causen alergia como el polvo, humo o alguna otra sustancia, se te indique que te alejes por un tiempo y también te pueden recetar antialérgicos.
  • Amigdalitis: al principio te comenté que una de las soluciones más extremas para el dolor de garganta es una cirugía para extraer las amígdalas. Esta cirugía la recomiendan en el caso de la amigdalitis.

Estos son los tratamientos convencionales más comunes para tu dolor de garganta. Pero recuerda que aunque los conozcas siempre debes acudir al médico antes de tomar cualquier medicamento, pues auto medicarse nunca es recomendable. Y no te asustes con la cirugía, solo es una última opción en el caso de que tu amigdalitis no ceda con otros tratamientos menos invasivos.

¿Ya descubriste el secreto para tener una garganta saludable? Recuerda que el mejor tratamiento para todo mal siempre es la prevención, así que evita exponer tu garganta a cambios muy bruscos de temperatura y toma mucha agua, el agua es el mejor elemento que te ayudará a mantenerte hidratado y a evitar esa resequedad que te produce tanto dolor de garganta.

Dolor de garganta: diagnóstico y tratamientos
4 (80%) 1 vote

Leave a Reply