Dolor en el pulmón

El dolor en el pulmón está directamente relacionado con el dolor en el pecho, y puede dar la sensación de que el dolor está ubicado en toda la zona de la parte del corazón. Lo primero que puedes pensar es que se pueda tratar de un ataque cardiaco, y hay que tener en cuenta que este tipo de dolencia en toda la zona del pecho debe ser tratada y cuidada con mucha atención, es algo que no se debe dejar pasar sin más.

Existen muchas posibles causas para este tipo de dolencia, que normalmente está ligada a los pulmones, pero también pueden ser problemas del esófago, las costillas, músculos o todo el sistema nervioso de la zona.

En nuestro caso nos centraremos en el dolor de pulmón y cuáles pueden ser sus posibles causas y los tratamientos más eficaces para cada uno de los casos. Uno de los problemas más serios relacionados con el dolor en los pulmones al respirar puede ser el cáncer de pulmón.Dolor en el pulmón

Causas del dolor en el pulmón

Ahora os explicaremos las principales causas del dolor de pulmón y algunas de las posibles enfermedades o complicaciones que puedes padecer y que pueden estar relacionadas con el dolor en los pulmones.

Pleuresía

También se puede conocer por el nombre de pleuritis, es un tipo de enfermedad que provoca una irritación o inflamación de las finas capas de tejidos, llamadas pleuras, que cubren el revestimiento de los pulmones y del tórax.

En gente joven o en personas sanas, una infección en la zona del sistema respiratorio bajo causada por un virus o una bacteria puede causar pleuresía. Suele durar alrededor de unos pocos días y hasta 2 semanas, y es raro ver que el virus o la bacteria se extiendan a otras partes del cuerpo.

Los síntomas más habituales de este tipo de dolor de pulmón son dolores en toda la parte del tórax o pecho y dificultades a la hora de respirar. El dolor de pecho suele empezar de forma repentina y sin aviso, y hacerse más intenso mientras continúas respirando.

Neumonía

Es una de las enfermedades comunes que afecta a los pulmones y al aparato respiratorio. Puede estar causada tanto por virus, hongos o por bacterias, aunque el factor más importante que causa esta dolencia en los adultos suele ser a través de una infección bacteriana.

Los síntomas comunes de la neumonía son los siguientes:

  • Fiebre que puede ser normal o elevada.
  • Tos constante.
  • Dificultades a la hora de respirar
  • También puede provocar dolor de cabeza y malestar general, que puede llevar a sudoración excesiva.

Embolia pulmonar

Se produce cuando un coágulo de sangre viaja a través del riego sanguíneo, y se obstruye en los pulmones. Puede provocar problemas respiratorios, pleuresía y aceleración del pulso de los latidos del corazón. También fiebre alta y desmayos, y se produce tras varios días de inmovilidad después de una operación quirúrgica o como una complicación de un cáncer.

Asma

Es una de las enfermedades más comunes y que, hoy por hoy, tiene un tratamiento bastante efectivo. Eso sí, llega a condicionar la vida de muchas personas ya que les imposibilita para hacer algún tipo de deporte o, sobre todo, situaciones en las que necesite de un mayor sobre esfuerzo. La causa principal es una inflamación en el tracto respiratorio que conlleva ese dolor en la zona de los pulmones.

Cáncer de pulmón

Sin duda, como te decíamos al comienzo, es la causa más grave que puede llevar esta dolencia. Por lo general, es el tipo de cáncer que más desapercibido puede pasar y en algunas ocasiones puede ser tarde, en otras, en cambio, puede cogerse a tiempo si la persona se realiza pruebas de esfuerzo periódicamente.

Fumar

Sí, ya podrás imaginar que el tabaco puede ser otra de las causas que haga que tus pulmones no funcionen como toca. La razón es clara, se produce una inflamación en las vías respiratorias que conlleva, como síntomas principales, la fatiga y la imposibilidad para respirar tras un esfuerzo. De hecho, la primera regla de tu médico será que dejes de fumar cuanto antes.

Síntomas del dolor de pulmón

Siempre debes tener claro que dependiendo de la dolencia y la causa que tengan las personas, pueden darse unos u otros. Por lo general, los principales síntomas son los siguientes:

  • Tos con pus, escalofríos o fiebre.
  • Dificultad a la hora de respirar.
  • Ritmo cardíaco acelerado.
  • Dolor en el pecho a la hora de respirar.
  • Pulsaciones aceleradas.
  • Tos crónica.
  • Pérdida de peso.
  • Una presión arterial más baja de lo normal.
  • Respiración más corta.

Ante cualquiera de estos síntomas deberás acudir a tu médico para que te ofrezca un examen completo para determinar las causas. Como te decimos, en unas personas puede ser algo simple, pero hay otros casos en los que puede llevar un auténtico problema grave de salud detrás.

Remedios caseros para limpiar los pulmones

Existen algunos remedios naturales y caseros que puedes seguir para conseguir mejorar los síntomas que te hemos comentado antes. Vienen genial en caso de que hayas dejado de fumar. Toma nota.

No tomes gluten

Hasta hace poco eramos ajenos a lo que era el gluten y, ahora, parece que sea la palabra más repetida en los productos del supermercado. Hay muchas personas que son sensibles a esta proteína que se encuentra, sobre todo, en productos que llevan avena, trigo o cebada. La mayoría de los productos del supermercado tienen ya su versión sin gluten, así que, te recomendamos que te pases a ellos.

Reduce el consumo de azúcar

Es el mismo caso que antes. Hay personas que no toleran demasiado bien los azúcares artificiales. Para ello, te aconsejamos que lo sustituyas siempre que puedas por la stevia. Es un edulcorante natural que te ayudará a darle ese toque dulce a tus bebidas o a la repostería.

Evita los lácteos siempre que puedas

Y no solo nos referimos a la leche, también a los quesos, el helado, la crema o la mantequilla. La razón es simple, consiguen aumentar la inflamación en las vías respiratorias y, con ello, acentuar más las afecciones. Pásate a la leche de avena, almendras y coco y notarás la diferencia.

Incluye algún suplemento alimenticio

Sobre todo te vendría genial la vitamina D, el magnesio, el calcio y la vitamina C ya que son los que mejoran nuestro sistema inmunológico y, con ello, la función respiratoria. Aquí deberás pedir ayuda a tu médico para mejorar tu salud con este método.

Haz ejercicio

Y es que el ejercicio viene bien para absolutamente todo. Eso sí, hazlo con moderación y siempre pendiente de tus posibilidades. Al hacer deporte consigues que tus músculos utilicen el oxigeno de forma correcta. Te bastará con caminar 30 minutos al día, hacer bicicleta o la natación.

Lleva una vida saludable

Y con ello nos referimos a que dejes a un lado el tabaco y otros hábitos que no son demasiado buenos como el alcohol. Lleva una dieta equilibrada y sana y duerme tus horas para asegurar un buen descanso.

Ya sabes lo que siempre te decimos, acude a tu médico ante cualquier síntoma extraño que puedas sentir. Él será el que marque el tratamiento a seguir para mejorar la salud de tus pulmones.

 

 

Dolor en el pulmón
3.5 (70.86%) 35 votes

Comments (3)

  1. Angélica huaylinos
  2. Isidro Roldan cueller
  3. Franci

Leave a Reply