Dolor en el ojo o globo ocular

¿Has notado molestias en el ojo y no sabes de dónde proviene? Existen diversas causas que pueden derivar un problema en este órgano tan importante de nuestro cuerpo. En esta página te ofrecemos toda la información necesaria sobre sus síntomas y el tratamiento más oportuno para tratarlo. En la mayoría de los casos no revierte ningún problema serio para la salud, pero aun así, resulta necesario concertar una visita médica para asegurarse ya que puede tratarse de una simple miopía o estar hablando de algo más serio como es el caso del glaucoma.

El ojo como órgano

Perteneciente al sistema sensorial y se compone de un sistema sensible a los cambios de luz, capaz de transformar lo que entra en ellos en impulsos neuronales. Existen diferentes tipos de órganos detectores de la luz, según su sensibilidad.

Están presentes en la gran mayoría de los seres vivos y van desde los ojos más simples (que detectan los contornos según si sus campos visuales están iluminados o no) hasta los más complejos (como los ojos humanos) que permiten proporcionar el sentido de la vista y que, sino funciona como toca, puede llevar a verdaderos problemas de salud en las personas.

La mayoría de organismos complejos -incluyendo los mamíferos, los pájaros, los reptiles y los peces- disponen de dos ojos. Pueden estar situados en un mismo plano, lo que permite definir las imágenes de forma tridimensional (visión binocular, propia de los humanos). De lo contrario pueden estar situados en diferentes planos, obteniendo imágenes separadas (visión monocular), como los conejos o los camaleones.

Dolor en el ojo

¿Por qué me duele el ojo?

Hay muchos motivos por los que puedes sentir dolor en el globo ocular y  sus síntomas también son muy diversos. Los más habituales son los siguientes y suelen ir acompañados por dolor de cabeza:

Ametropías

Las ametropías, o defectos de enfoque en la retina, pueden ser miopía, hipermetropía y astigmatismo:

  • Astigmatismo: es un problema que se produce en la curva que hay en la córnea. Esta curva no permite enfocar de una manera clara los objetos que se encuentran próximos o lejanos.
  • Hipermetropía: en el que hay una dificultad de enfocar objetos cercanos.
  • Miopía: en que hay una dificultad de enfocar objetos lejanos.
  • Presbicia: también llamada vista cansada, en la que no permite que el ojo enfoque al cien por cien de su capacidad normal.

Todas ellas serán diagnosticadas por un médico profesional u oculista. El tratamiento pasa por unas simples gafas, lentillas o, en casos en los que sea necesario, una operación para corregir el problema de salud. Eso sí, en caso de que no se tomen medidas, puede llegar a condicionar la vida de las personas ya que los síntomas están claros. No solo sentirás que no ves correctamente, sino que tendrás la vista mucho más cansada y puede derivar en problemas serios de cabeza.

Inflamaciones en el globo ocular

  • Conjuntivitis: ocurre cuando se inflama la membrana mucosa que recubre el interior de los párpados de los vertebrados, que se llama conjuntiva, y que se propaga en la parte anterior del glóbulo ocular. Las conjuntivitis pueden ser: eubacteriana, víricas, Alérgicas, producidas por cuerpos extraños o traumáticas. Es muy común en niños y se contagia muy fácilmente. De hecho, se recomienda tomar medidas cuanto antes. Los síntomas principales pasan por exceso de mucosa y problemas de visión.
  • Queratoconjuntivitis seca: se presenta cuando las glándulas lacrimales producen pocas lagrimas. La queratoconjuntivitis seca generalmente se puede presentar en personas que no tienen otros problemas de salud en personas mayores, dado que la producción de las lágrimas se hace menor con los años. En muy raras ocasiones puede relacionarse con artritis reumatoide, lupus eritematoso y otros trastornos parecidos. La falta de vitamina A es habitual en países del tercer mundo donde la nutrición es deficiente y, por tanto, suele acompañar a problemas serios de salud.
  • Queratitis: es una úlcera que afecta a la córnea. Esta lesión puede aparecer por culpa de algunos tipos de virus o bacterias o por más y diversas causas, como heridas causadas por objetos externos o también si se hace mal uso de lentillas o algunos medicamentos. Sea como sea, concerta una visita médica cuanto antes.
  • Uveítis: se produce cuando se hincha la úvea, que es una lámina que hay en el ojo y que está alojada entre la esclerótica y la retina. Es la encargada de llevar la mayor parte de sangre a la retina, y es una de las causas del ojo rojo. Produce en muchas ocasiones pérdida de visión, de curso lento y progresivo, dolor y sin secreciones. Aquí el tratamiento debe pasar sí o sí por un médico.

Otras causas

  • Acromatopsia: es la incapacidad de percibir los colores. Es una enfermedad genética, congénita y estacionaria. También se utiliza este término cuando los efectos de este tipo han sido producidos por algún tipo de accidente.
  • Degeneración macular: por edad es ocasionada por degeneración, daños o deterioro de la mácula lútea. La mácula es una capa que también es sensible a la luz y que se encuentra en la parte posterior del ojo, en la parte central de la retina, esta área da la agudeza visual que permite al ojo percibir detalles finos y pequeños.
  • Cataratas: es la lente opaca que impide el paso de los rayos de luz. Van provocando una pérdida de visión poco a poco que con el tiempo puede terminar en ceguera. Las cataratas son indoloras, y su principal síntoma es una disminución de la visión. Constituyen la principal causa de ceguera en todo el mundo.
  • Ceguera:  Es cuando se pierde por completo o al menos de una manera parcial el sentido de la vista. Hay varios tipos de ceguera parcial dependiendo del grado y, como la visión reducida, el escotoma, la ceguera parcial (de un ojo) o el daltonismo. Obviamente conlleva el problema de salud más grave de todos los que te hemos comentado.
  • Glaucoma: ocurre cuando se degeneran las fibras del nervio óptico. Puede ser agudo o crónico. El glaucoma debe ser tratado por un médico que determinará el tratamiento a seguir ya que puede llegar a ser preocupante para la salud sino se coge a tiempo.
  • Nictalopía: es la deficiencia visual en ambientes mal iluminados.
  • Nistagmo: es un movimiento involuntario e incontrolable de los ojos.
  • Retinopatía diabética: es una consecuencia de la diabetes, causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que riegan con sangre la retina. El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que salgan hacia fuera fluidos o sangre. Cuando la sangre o líquido que sale de los vasos lesiona o forma tejidos fibrosos en la retina, la imagen que recibe el cerebro ya no es correcta y suele percibirse de una forma borrosa.
  • Estrabismo: es cuando un ojo y el otro se descoordinan y va cada uno hacia un lado, yendo los músculos oculares por su cuenta. Esto impide fijar la mirada de los dos ojos en el mismo sitio y esto provoca una visión binocular incorrecta que altera la estereopsis (percepción de la profundidad) del sujeto. Suele corregirse con ayuda médica.
  • Queratocono: es una condición poco habitual, en la que la córnea (la parte que está en la cara delantera del ojo y que es transparente), está adelgazada de una forma poco común y protruye hacia adelante. Queratocono literalmente significa una córnea en forma de cono.

Dolor globo ocular

 

Afecciones en el parpado

Cómo todos sabemos, los parpados son ese trozo de piel móvil que cubre nuestros globos oculares y que reciben el nombre técnico de velos musculomembranosos. Tienen varias misiones, entre ellas, proteger el propio ojo de todas las agresiones externas que pueda sufrir y además, ayuda a que los ojos estén lubricados y a deshacerse del polvo o cualquier tipo de partícula ajena que se pueda encontrar en su superficie con el pestañeo. Sus molestias se suelen tratar con un tratamiento sencillo siempre que la base causante principal no sea otra enfermedad. Sin ellos nuestra vida (y visión) no sería igual.

Enfermedades de los parpados

Cómo cualquier parte del cuerpo, los parpados pueden sufrir infecciones, inflamaciones o desarrollar otro tipo de enfermedades de las cuales vamos a ver algunos ejemplo a continuación. Si crees que sufres algunos de los síntomas que los acompañan, debes acudir en cuanto te sea posible a un oftalmológico para que te ofrezca el tratamiento a seguir.

  • Blefaritis. Es una inflamación que suele presentarse en los bordes de los parpados, en la zona donde están los folículos de las pestañas y suele ser crónica. La blefaritis o inflamación del párpado, suele derivar en problemas como por ejemplo irritación, ardores y quemazones, sequedad, escamas en la piel e incluso puede llegar a producir algunos tipos de dermatitis seborreica. Es importante si tenemos esta enfermedad, tener una higiene ocular diaria y de calidad, con productos específicos y si el problema está en su momento álgido, podemos complementarlo con el uso de cremas antibióticas, aunque para eso como hemos comentado, tenemos que consultar antes con un especialista.
  • Orzuelo. Los orzuelos se producen por causa de infecciones bacterianas de las glandulas sebaceas y se presentan en forma de una especie de grano rojizo en la zona de las pestañas. Suelen salir por una mala higiene de la zona, aunque hay otros motivos que los producen, como por ejemplo el estrés. También los cambios hormonales a veces desembocan en este tipo de problema.
  • Chalazión. Es algo parecido en ocasiones exteriormente al caso anterior, pero este se produce por un bloqueo de una glándula sebácea que está justo detrás de las pestañas, por lo que el orzuelo es interno. No suele doler, pero si que el parpado se enrojece y se inflama. En este caso hay que extirparlo con cirujia.
  • Ptosis palpebral. Es un problema que suele venir causado por el músculo elevador del parpado, por causas congénitas o degenerativas y que deriva en una caída del parpado superior.
  • Entropión. El borde del parpado si invierte y termina tocando de manera constante el globo ocular, lo que lleva a que las pestañas están tocando todo el tiempo la cornea y causan problemas de irritación y enrrojecimientones, pudiendo llegar incluso a heridas por erosión. Lo más común es que ocurra por la relajación de los tejidos a causa del envejecimiento de los mismos. Se puede corregir con cirujia.
  • Ectropión: Este caso es en el que el parpado se gira pero hacia afuera, se debe a las mismas causas pero es más frecuente que el caso anterior, y también puede ser corregido.

Los problemas oculares son mucho más preocupantes de lo que crees y puede conllevar un problema de salud bastante importante, sobre todo en casos de dolores de cabeza y migrañas, síntomas que suelen acompañarlo. Por tanto, recibe información sobre los síntomas que sufres cuanto antes para saber qué es lo que realmente te pasa acudiendo a un médico o a un oculista profesional que se encargará de recetarte el tratamiento a seguir.

Dolor en el ojo o globo ocular
3.3 (66.67%) 3 votes

Leave a Reply