Dolor en la cabeza

Más común de lo que quisieras, pero no tan grave como podrías pensar, ni más ni menos, se trata del famoso dolor de cabeza o cefalea. Se trata de uno de los dolores más comunes de las personas y que afecta, como podrás imaginar, a la zona de la cabeza. Te hablamos un poco más de él para que aprendas a tratarlo y las migrañas dejen de ser un problema.

¿Qué es el dolor de cabeza?

Como ya te hemos comentado, el malestar de cabeza es uno de los dolores comunes que se presentan en toda la vida de las personas, indistintamente de la edad. Saber qué se puede hacer pasa por conocerlo todo sobre él.

Se conoce una forma frecuente de expresión en un ser humano y es conocido como cefalea. Es bueno que sepas que no hay solo uno, como muchos piensan, al contrario, según el lugar de la cabeza donde se ubique y los síntomas que presente, se puede hablar de uno diferente. En términos generales son 3  los principales y pueden afectar de forma grave a la salud de las personas.

  • Cefalea tensional. Se ubica en la sien o en la parte de atrás de la cabeza (incluso en ambas partes). Es el que se presenta de manera común y tiende a sufrirlo mucha gente. La cefalea se encuentra producida por la tensión muscular, estrés, cansancio o malas posturas del cuello. Incluso el consumo excesivo de alcohol también puede causar este molestias. Es más, aquellos que se dedican al mundo de la política, que trabajan dentro del mundo de la política, o que llevan un ritmo de vida bastante agitado, pueden llegar a sufrir aún más estos dolores.
  • Migraña. Las migrañas son el segundo tipo más común y se presenta concentrado en un solo lado de la misma, puede ser en la zona cercana a la frente o en los laterales. En ocasiones antes de presentarse el malestar  fuerte o punzada, se puede dar un mareo, una pérdida momentánea de la vista o una punzada en el oído. Es un problema de salud que puede llegar a ser crónico así que hay que ir con cuidado.
  • Cefalea en racimos. También conocida como cefalea en brotes, al igual que la migraña está focalizada en un solo lado de la cabeza además suele incluir el ojo o sus alrededores. Normalmente también nace en la frente y se extiende hacia uno de los dos ojos. Entre los síntomas encontramos fuertes punzadas en la cabeza, enrojecimiento, inflamación e incluso lagrimeo.

Estos son los que comúnmente se presentan, vistos desde la zona en la que se sienten u originan, sin embargo existen otras formas, según su causa y pueden ser:

  • Sinusitis. Se presenta cuando la persona sufre problemas nasales y la obstrucción suele generar una fatiga o punzada en la cabeza.
  • Fatiga visual. Cuando las personas tienen problemas de visión como miopía o astigmatismo y no están usando gafas o no utilizan la graduación adecuada, sus ojos tienden a hacer un esfuerzo mayor del habitual durante el paso de los días que acaba generando un dolor  en la zona de la frente.
  • Cambios hormonales. Ocurre sobre todo a las mujeres y se da, sobre todo, con la menstruación o el embarazo. En ese momento las hormonas alteran su funcionamiento habitual y esto puede generar intensos dolores de cabeza. No suele ir a más, pero en el caso de que sea continuo hay que visitar a un médico ya que puede conllevar otros problemas de salud.
  • Efecto secundario de medicamentos. Todos los medicamentos tienen efectos secundarios y, en algunos casos uno de ellos puede ser el malestar de cabeza. No quiere decir que deba suspenderse si se presenta, a menos que éste sea muy intenso, en cuyo caso es mejor consultar al médico que te lo ha recetado.
  • Por consumo de cafeína. El consumo de cafeína en exceso puede sobre estimular el cerebro y por ende generar dolores de cabeza. En estos casos se presenta primero un ligero mareo.

También hay otros dolores de cabeza menos frecuentes que son causados por problemas neurológicos o por lesiones craneales, obviamente en estos casos ya hay un diagnóstico previo que justifica la aparición y tendrá una forma específica de tratarlo. Problemas en el cuello también pueden llevar a ello. De hecho, si tenemos el cuello en una postura que no es la adecuada durante mucho tiempo, puede llevar a que la cabeza sea la que realmente se resienta.

¿Cómo se diagnostica el dolor de cabeza?

Generalmente sufrirlo no es motivo para alarmarse, sin embargo, si hay alguna causa clínica que lo podría estar originando porque es muy intenso y continuo, entonces lo mejor es buscar ayuda de un médico para eliminar otros posibles problemas de salud. Normalmente el que te evaluará inicialmente será tu medico de cabecera y, según lo que vea al analizarte, te remitirá o bien a un neurólogo, un oftalmólogo o un otorrino.

Un buen diagnóstico pasa por 3 etapas claves: la anamnesis, el examen físico y las pruebas complementarias. Cada una de estas etapas tiene sus propias características y ayudan a identificar claramente la causa. La anamnesis, por ejemplo, es la parte de la entrevista previa y necesariamente debe incluir estas preguntas para conseguir un tratamiento certero.

  1. Fecha en que se presentó el primer malestar de cabeza y también del peor.
  2. Días que se tiene con la molestia y días en los que se han tomado analgésicos (si se ha hecho).
  3. Síntomas que se presentan adicionales, antes, durante y después.
  4. Descripción del inicio del las molestias.
  5. Localización de las molestias.
  6. Tipo de molestias (punzada, calambre, picor, presión, tensión, etc.).
  7. Si se está bajo alguna medicación o tratamiento farmacológico.
  8. Otras causas mayores como cirugías previas o accidentes.

Una vez realizada la evaluación el médico hará un examen físico en el que se enfocará en la búsqueda de anomalías en las zonas identificadas durante la anamnesis y luego una valoración en la que buscará identificar:

  • Estado mental.
  • Funcionamiento de los nervios craneales.
  • Nivel de conciencia del paciente.
  • Respuestas motoras.
  • Respuesta pupilar.
  • Fuerza motriz.
  • Reflejos de los tendones.
  • Sensación.
  • Signos de irritación.
  • Otros signos que hayan sido identificados durante la evaluación previa.

Finalmente, tras realizadas estas dos etapas, se estará en capacidad de identificar si se requiere alguna prueba o examen complementario y te remitirá al especialista que considere más adecuado. Es básico para evitar problemas de salud mayores.

Tratamientos para el dolor de cabeza

Lo más normal es aplicar tratamientos caseros como los que te contamos a continuación:

Remedios naturales recomendados para el dolor de cabeza

Antes que nada, es bueno saber que el más común se origina por estrés o tensión, por lo cual se recomiendan unas horas de sueño y reposo para mejorar. También, de forma adicional a esto, hay otros cuidados que se pueden hacer en casa.

  • Agua. Tomar mucha agua ayuda a reducir la migraña, en especial si es fría.
  • Compresas de agua fría. Colocar paños de agua fría sobre la cabeza ayuda a calmar los nervios de la zona.
  • Descanso y oscuridad. Si los dolores de cabeza es producto de una migraña lo mejor es descansar en una habitación oscura.
  • Tomar un baño caliente también ayuda a relajar los músculos y eliminar tensión de la zona de la cabeza.

Además de estos cuidados se pueden tomar algunas de estas plantas medicinales cada pocos días. De hecho, incluir alguna de ellas en tu ritmo frenético de vida podría ayudarte también a relajarte.

  • Hierba de limón: se trata de las hojas del limonero, no del fruto. Un té de estas hojas puede ayudar a aliviar el malestar.
  • Té de manzanilla: la manzanilla es una de las plantas medicinales con mayor cantidad de aplicaciones. Un té de esta planta antes de dormir puede ayudar a disminuir el dolor.
  • Alcachofas: incluir este vegetal en tu dieta tanto como sea posible.
  • Aceite de lavanda: se puede utilizar para dar un masaje en la zona de la cabeza, mezclado con aceite de oliva, aceite de argán y aceite de almendras.
  • Té de menta: en este caso se debe colocar una bolsita de té de menta sobre cada párpado y reposar durante 15 minutos.
  • Café: una pequeña taza de café ayuda a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos.
  • Aceite de oliva: es un excelente antioxidante. Tomar una cucharadita de aceite de oliva puede desaparecer el dolor de cabeza.
  • Equinácea: también conocida como cola de caballo. Un té de esta planta puede ayudar a disminuir el dolor de cabeza.
  • Jengibre: una infusión de esta planta, gracias a sus propiedades analgésicas.
  • Vinagre de manzana: simplemente tienes que agregar una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua y beberlo normalmente.
  • Matricaria o santa maría: es una planta con muchas propiedades que ayudan a desaparecer la jaqueca cuando se toma en infusión.
  • Cascara de sandía: colocarse la cáscara de sandía con la parte blanca hacia las sienes, ayuda.
  • Romero: esta es una planta esencial cuya infusión ayuda a aliviar.

Medicinas y tratamientos convencionales para el dolor de la planta del pie

El tratamiento farmacológico también es buenos para aliviar el dolor de cabeza, sin embargo no deben usarse de forma continua y siempre tiene que ser administrado por un médico. Estos que te vamos a mencionar son los más comunes indicados por los profesionales de la salud:

  • Antidepresivos tricíclicos: principalmente la amitriptilina y la protriptilina son recomendados como tratamiento para el dolor de cabeza tensional.
  • Otro tipo de antidepresivos como la venlafaxina (Effexor XR) y la mirtazapina (Remeron).
  • Anticonvulsivos y relajantes musculares: se deben tomar solo con prescripción médica, el más recomendado es el topiramato (Topamax).
  • También se pueden incluir los betabloqueantes y los antagonistas del calcio.
  • Además se utiliza también en algunos casos el onabotulinumtoxin tipo A para combatir la migraña crónica.

Definitivamente el dolor de cabeza es más común de lo que todos quisiéramos, pero así como es de común es sencillo de tratar, sin embargo, si tienes algún tipo de antecedente neurológico es importante que acudas a un especialista inmediatamente para que no llegue a convertirse en un problema de salud peligroso.

Dolor en la cabeza
Media de votos

Leave a Reply