¿Qué es la tendinitis?

Tendinitis

La tendinitis es la inflamación de un tendón o de una inserción musculotendinosa de un músculo al hueso, y que puede asociarse con la degeneración de la estructura afectada.

Tendinitis más habituales

La mayoría de los tendones no sufre una tendinitis. Pero existe un pequeño grupo donde se manifiestan más particularmente este tipo de procesos inflamatorios.

Son sobre todo frecuentes en:

  • Tendón de Aquiles, o tendinitis aquílea. Es frecuente en deportistas, y se manifiesta con dolor en el talón, y a menudo el tendón aumenta de calibre y la piel de la zona se inflama.
  • Tendón bicipital. Que afecta el tendón de la porción larga del bíceps braquial.
    Otros tipos de tendinitis también habituales son:
  • Tendinitis calcificante, también llamada peritendinitis caliza o periartritis calcificante, en la que se produce un depósito de calcio en el manguito de los rotadores. Este depósito se reabsorbe de manera espontánea y el tendón se recupera plenamente.
  • Tendinitis del manguito de los rotadores, que se localiza especialmente en la zona del músculo supraespinoso. Cuando se complica puede conllevar la rotura parcial o total de los tendones. La tendinitis bicipital se asocia frecuentemente con lesiones del manguito de los rotadores.
  • Tendinitis del supraespinoso, que a veces acompaña a la lesión de todo el manguito de los rotadores.
  • Tendinitis de la pata de pato, que es la que forman los músculos sartorio, recto interno y semitendinoso. Inflama la inserción tendinosa y las bolsas serosas de estos músculos. Es más frecuente en ciclistas.

Causas

Las principales causas son la sobrecarga del tejido, los esfuerzos intensos y / o repetidos y malas posiciones articulares

Ciertos tipos de tendinitis suelen producirse por un uso excesivo del tendón, que puede agravarse por otros elementos como, por ejemplo, la presión del calzado en el caso del talón. En personas adultas la causa se debe, en muchos casos, a una disminución de la vascularización de los tendones.

Los ejercicios poco habituales, los esguinces y los microtraumatismos repetidos y sufridos con suficiente intensidad como para llegar a ocasionar lesiones, aunque no lleguen a producirse roturas, predisponen el tejido a una futura tendinitis.

Manifestaciones clínicas

El síntoma más frecuente de la tendinitis es el dolor local en el sitio de inserción. Por ejemplo, en el caso de la tendinitis bicipital, se localiza en la porción larga del bíceps a nivel del codo.

Puede detectarse el dolor pidiendo al paciente que flexione el brazo en el momento que se le provoca una resistencia concreta al movimiento. Este tipo de tendinitis aparece tras un esfuerzo prolongado, un trastorno conocido como lesión por sobrecarga.

Tratamiento

El principal tratamiento consiste en el reposo, a veces con el apoyo de férulas. Ocasionalmente hay que realizar infiltraciones con glucocorticoides.

A veces es necesario modificar el calzado: algunas zapatillas deportivas, que pretenden proteger el tendón de Aquiles son, algunas veces, la causa paradójica del problema.

Leave a Reply