Mareos al levantarse, ¿Por qué se producen?

Mareos al levantarse

Hay algunas causas frecuentes que pueden producirnos mareos como por ejemplo la falta de un riego normal de sangre al cerebro, también cuando sufrimos una gran bajada de tensión o de azúcar, falta de aire en un momento dado o una insolación, entre algunas otras.

En principio no tienes de qué preocuparte porque sufrir un mareo no tiene porque ser algo grave, puede deberse a muchas causas y algunas de ellas sin importancia, pero si es verdad que siempre que nuestro cuerpo tiene algún síntoma, nos está avisando de algo, y en este caso puede que nos esté llamando la atención de que el flujo sanguíneo no está llegando correctamente a nuestro cerebro.

Vamos a introducirnos un poco más en el tema porque a mucha gente le ha pasado eso de que cuando te levantas de golpe, sientes que todo te empieza a dar vueltas y pierdes el equilibrio.

Si quieres responder a la pregunta de por qué se sufren mareos al levantarse te aconsejamos que te quedes porque en este articulo te vamos a explicar detalladamente qué son los mareos, por qué se producen y cómo se pueden remediar. ¡Adelante!

Qué son los mareos

El mareo es un deterioro en la percepción espacial y la estabilidad. Debido a que el término mareo es impreciso, se puede referir a un vértigo, presíncope, desequilibrio, o una sensación inespecífica de extrañeza o no tener la cabeza bien.

  • El vértigo es la sensación de movimiento o de tener el mismo entorno girando sobre uno mismo. Muchas personas encuentran el vértigo como muy preocupante y a menudo refieren náuseas y vómitos asociados. Representa aproximadamente el 25% de los casos de mareos.
  • El desequilibrio es la sensación de no poder mantenerse bien derecho o caminando, y más a menudo se caracteriza por frecuentes caídas en una dirección específica. Esta condición no se asocia a menudo con náuseas o vómitos.
  • El presíncope es aturdimiento, debilidad muscular y sensación de desmayo en lugar de un síncope, en el que en realidad se está desmayado.
  • Los mareos no específicos son a menudo de origen mental. Es un diagnóstico de exclusión y, a veces pueden ser provocados por hiperventilación.
  • Un accidente cerebrovascular es la causa de mareos aislado en el 0,7% de las personas que acuden a urgencias.

Síntomas y causas de los mareos

Lo primero que sentimos cuando nos mareamos es que perdemos el equilibrio, que la vista se nos nubla, que no tenemos la estabilidad de siempre, después empezamos, por regla general, a encontrarnos mal de forma general, hasta tal punto de que los demás pueden notarlo porque sudamos en exceso y podemos ponernos pálidos, y nosotros mismos también podemos notar otros síntomas como que nuestro ritmo cardiaco se acelera hasta niveles que no son los normales, esa sensación de inestabilidad se acentúa y las náuseas aparecen haciéndonos sentir que podemos vomitar en cualquier momento. El dolor en la cabeza posterior al mareo también es común.

Ahora que sabemos un poco mejor cuales son los síntomas que habitualmente se sienten con los mareos podemos hablar sobre sus causas que se dividen en dos grandes grupos:

  • Causas de menor gravedad: Lo normal es que cuando sufrimos un mareo la causa sea que no llega sangre de una manera correcta al cerebro, y una de las causas más comunes que producen esto es una bajada de la presión arterial repentina. La deshidratación también está presente en muchos casos de mareos, cuando el cuerpo pierde agua a causa de una diarrea, una insolación, vómitos, fiebre o cualquier otra afección un efecto secundario común son los mareos. Otro componente del cuerpo que produce mareos si no se encuentra en sus niveles correctos es el azúcar, concretamente la hipoglucemia que es cuando el azúcar baja. Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es que el equilibrio no va a ser igual para toda la vida, con los años tenemos cada vez menos, por lo tanto, las personas de más edad son más propensas a sufrir mareos aunque no tengan ninguna de las patologías de las que hemos hablado.
  • Causas graves: Una de ellas tiene que ver con el ritmo cardiaco, cuando este cambia de una forma rápida, brusca, como por ejemplo en un infarto, se pueden producir mareos. En ocasiones los mareos son la antesala de un problema grave como hemorragias internas o accidentes cerebrovasculares, por lo que queremos recordarte que siempre que notes algo desconocido en tu cuerpo debes acudir a un médico para que te ofrezca un diagnóstico adecuado a tu caso y un tratamiento acorde.

Mareos al levantarse

Como ya hemos hablado anteriormente en este articulo, los mareos al levantarse formán parte de los menos graves, no se les suele dar mucha importancia porque suelen deberse a motivos comunes, pero es bueno que conozcamos las causas de los mismos para evitar sustos.

Cuando pasamos un tiempo prolongado sentados o acostados y nos levantamos de golpe al cuerpo no le da tiempo a reaccionar y se puede producir una bajada brusca de la tensión (presión sanguínea), el nombre técnico de este problema es hipotensión ortostática.

Aunque no se oye tanto este problema también se puede producir si pasamos mucho tiempo de pie.

Si te paras a pensarlo, como todo lo relacionado con la naturaleza tiene toda la lógica del mundo, la mayoría de nuestra sangre se acumula durante estos periodos en la parte baja de nuestro cuerpo, nos levantamos de golpe y no le damos tiempo al cuerpo a que restablezca el flujo normal de la misma tan rápido. El corazón no puede lanzar la sangre hasta el cerebro a esa velocidad y este nos responde con un mareo y si tenemos peor suerte incluso con un desmayo.

También se pueden producir mareos por ciertos medicamentos, hay fármacos que alteran el volumen de la sangre, los diuréticos por ejemplo que parecen inofensivos dilatan los vasos sanguíneos, también los sedantes o los antidepresivos pueden producir problemas por producir interferencias en los reflejos barorreceptores.

Soluciones para el mareo

No nos cansamos de decirte, que nosotros somos solo una web informativa, y si sufres mareos de una forma constante, o notas algún síntoma extraño lo primero que tienes que hacer es acudir a un profesional de la medicina.

Si te has levantado de golpe y te has mareado, lo primero y más lógico que debes hacer para que se te pase es volverte a sentar y calmarte, en poco tiempo todo va a volver a la normalidad. Todo tiene una logica, si te quedas de pie, la sangre va a seguir teniendo dificultades para llegar al cerebro y el mareo va a durar más tiempo.

Si ves que te cuesta volver a tu estado normal, por la cabeza entre las piernas durante unos minutos hasta que consigas que el flujo sanguíneo vuelva a su estado normal.

Otra cosa que ayuda a hacer desaparecer el mareo es mantener la vista en un punto fijo, ya que le estas mandando un mensaje a tu cerebro de que no te estás moviendo, por lo que va a tratar de reestablecer el equilibrio eliminando el mareo.

Si has sufrido algún tipo de deshidratación, que es uno de los síntomas de mareos que hemos hablado más arriba, toma agua, hidratate de nuevo, si por el contrario piensas que el motivo del mareo puede ser una bajada de azúcar, toma alimentos que contengan carbohidratos y vas a notar un gran alivio inmediato.

Si notas ansiedad, que tu corazón se acelera, taquicardias, sientate, tranquilizate, procura no pensar y controla la respiración.

Y ya sabes… sobre todo ¡Ve al medico!

 

Seguimos mostrándote dolencias y enfermedades en nuestra página principal.

Leave a Reply