Malnutrición

La malnutrición es un término general usado para describir una condición sanitaria causada por una inadecuada o insuficiente ingesta de alimentos y nutrición en general; Por una forma de alimentarse incorrecta que resulta de una asimilación incorrecta, una dieta deficiente o una alimentación excesiva. En función de los nutrientes que se encuentran de manera deficiente o en exceso en la dieta, pueden producirse una serie de trastornos de la nutrición.

La Organización Mundial de la Salud menciona el hambre como la más grave amenaza para el mundo de la salud pública. La desnutrición es, por mucho, el mayor contribuyente a la muerte en niños, en más de la mitad de los casos en las que esta se produce, está presente. La malnutrición, en la forma de la falta de yodo suele causar problemas como retrasos mentales o deficiencias intelectuales de algún tipo y es responsable directa de la reducción del cociente intelectual del mundo con una estimación de mil millones de puntos. La mejora en el estado de nutrición de la población es la acción que, de forma mayoritaria, se considera como la forma más eficaz de ayuda ante este problema.

La malnutrición es el resultado de una alimentación incorrecta, ya sea por alimentación deficitaria, una sobrealimentación o por asimilación deficiente. Los alimentos que se toman a diario nos proporcionan la energía necesaria para poder llevar a cabo nuestras actividades diarias. La falta o el exceso de alimentos puede provocar enfermedades. Al mismo tiempo en los países más ricos y en otros medianamente desarrollados, la obesidad se ha incrementado tanto que se considera uno de los principales problemas para la salud de la población.

La malnutrición por asimilación deficiente es la menos importante de las tres causas de malnutrición y la única en el alcance de la que no tienen un papel preponderante factores sociales y económicos. El progreso de la medicina ha disminuido mucho la incidencia de los trastornos por asimilación deficiente de los alimentos.

Malnutrición

Causas de la malnutrición

Inseguridad alimentaria

Una de las causas es la inseguridad alimentaria de muchos países y sectores de la población. El Banco Mundial y algunas naciones ricas presionan a otros estados que dependen de sus ayudas para que reduzcan o eliminen determinadas acciones en las que se realizan subvenciones a la agricultura, como por ejemplo los fertilizantes, arguyendo que hay que aplicar las políticas del libre mercado, hasta aún cuando existen acciones por parte de los gobiernos de Estados Unidos y de Europa para subvencionar generosamente sus propios agricultores. Muchos, si no la mayoría de los agricultores, son demasiado pobres para pagar los fertilizantes a precios de mercado, lo que lleva por un lado a los bajos salarios en la agricultura local y, por otro, a unos precios de los alimentos fuera del alcance de la población.

Superpoblación

El economista Thomas Malthus observó como el aumento en la producción de alimentos es probable que se produzca a lo largo del tiempo con una lenta progresión aritmética, debido a la ley de rendimientos decrecientes, mientras que el crecimiento de la población siga una evolución mucho más rápida, en progresión geométrica, siendo la causa de la escasez de alimentos y de hambrunas. Este argumento ha sido refutado desde hace mucho tiempo por varios motivos, pero, no obstante, ha servido como telón de fondo para la comprensión de las causas de la malnutrición. El cultivo excesivo, el sobrepastoreo, y la deforestación conducen a la desertificación o suelos empobrecidos de otro tipo que no pueden acoger los cultivos o la alimentación del ganado para la agricultura de subsistencia, pero esta situación sólo corresponde a la malnutrición en algunos casos concretos.

No se consideran, con una visión más amplia, las cuestiones sociales, como la influencia política de la desigualdad. El economista y filósofo Amartya Sen 1981 en su libro Poverty and Famines: An Essay on Entitlement and deprivation va más allá de los argumentos maltusianos que hablan de la falta de producción de alimentos; ha demostrado que el hambre y la malnutrición estaban más relacionados con problemas de distribución de alimentos y del poder adquisitivo. Los derechos de una persona, según Sen, son el paquete, el conjunto del mercado o de materia prima que dentro la sociedad una persona puede controlar utilizando todos sus derechos y oportunidades, y el hambre puede ser descrita como un colapso de los derechos de un determinado segmento de la sociedad y la incapacidad del Estado para proteger estos derechos.

Además, la desnutrición puede provenir de los impactos de catástrofes naturales, a partir de los resultados de conflictos y guerras, como el impacto de la pandemia del SIDA, como consecuencia de otros problemas de salud tales como enfermedades diarreicas o enfermedades crónicas, la falta de la educación en materia de nutrición adecuada o un sinfín de otros posibles factores.

 El cambio climático

Si tenemos en cuenta que el 95% de todos los pueblos desnutridos viven en regiones tropicales y subtropicales con un clima relativamente estable, el cambio climático es de gran importancia para la seguridad alimentaria de estas zonas del planeta.

Los últimos estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), indican que lo más probable es que se produzcan grandes aumentos de temperatura en estas regiones. Incluso los pequeños cambios en la temperatura pueden desembocar en condiciones meteorológicas extremas.

Muchos de ellos tienen un gran impacto sobre la producción agrícola y, por tanto, sobre la nutrición de la población. Por ejemplo, la sequía de Asia Central de los años 1998-2001, en Irán, supuso un 80% de la pérdida de ganado y el 50% de la reducción en los cultivos de trigo y cebada. Unos datos similares se han dado en otros países. Un aumento de los fenómenos climáticos extremos, como las sequías en regiones del sur del Sahara, tendrían unas consecuencias aún más graves en términos de situaciones de malnutrición. Incluso, aunque no se produzcan esos cambios extremos y adversos en la temperatura, un simple aumento de la misma reduce la productividad de muchas especies de cultivos, y también disminuye la seguridad alimentaria en estas regiones.

Mala nutrición

Efectos

Mortalidad

Según Jean Ziegler (Relator Especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, entre 2000 y marzo de 2008), la mortalidad debida a la malnutrición representó el 58% de la mortalidad total en 2006: “En el mundo , aproximadamente 62 millones de personas mueren cada año por todo tipo de causas de muerte. en todo el mundo, una de cada doce personas está desnutrida. En 2006, más de 36 millones de personas murieron de hambre o de enfermedades en debido a las deficiencias en micronutrientes.

Según la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es de lejos el mayor contribuyente a la mortalidad infantil, presente en la mitad de los casos. Los bebés nacidos con poco peso y las restricciones de crecimiento internas dentro del útero causan 2,2 millones de muertes infantiles al año. Una pobre o inexistente lactancia causan 1,4 millones de muertes. Otras deficiencias, como la falta de vitamina A y de zinc, por ejemplo, representan 1 millón de muertes. La desnutrición en los dos primeros años es irreversible. Los niños desnutridos crecen con una salud más mala y obtienen unos resultados educativos inferiores. Sus propios hijos también tienden a ser más pequeños. La desnutrición, previamente, ya fue considerada como un hecho que agrava los problemas de enfermedades como el sarampión, la neumonía y la diarrea. En realidad la desnutrición causa enfermedades, y puede ser fatal en sí misma.

Enfermedades y trastornos alimenticios

Por alimentación deficitaria:

  • Desnutrición: Se produce por la insuficiencia de nutrientes debido a una dieta inadecuada o falta de alimentos. Esta enfermedad es la causa principal de muerte en niños en los países en vías de desarrollo.
  • Enfermedades por carencias: Por no tener algunos nutrientes que resultan imprescindibles como las vitaminas, un ejemplo clásico es la enfermedad del beriberi.
  • Atrepsia: Desnutrición y deshidratación en la infancia, a menudo causa la muerte.
  • Distrofia: Representa el trastorno o la pérdida de las capacidades para usar con normalidad una parte del cuerpo, suele afectar músculos, dientes o huesos.

Por sobrealimentación:

  • Obesidad: También llamada adiposo y polisarcia. Es la condición del cuerpo en la que la cantidad de grasa acumulada conlleva riesgo para la salud. Es un exceso de la grasa corporal y, generalmente, conlleva un peso elevado. Las causas pueden ser la herencia, o también se pueden dar por trastornos alimentarios. Las causas más frecuentes son el consumo excesivo de alimentos con una alta carga energetica, en especial de grasas y dulces y una actividad física muy limitada.
  • Hipervitaminosis: Normalmente, es una consecuencia de ingerir fármacos que contienen vitaminas.

Por asimilación deficiente:

  • Síndrome de malabsorción: En el intestino delgado por digestión inadecuada, alteración del metabolismo de las sales biliares, defectos de la mucosa y obstrucción de las vías linfáticas intestinales. Este es el caso de la enfermedad celíaca con intolerancia al gluten.
  • Kwashiorkor: El kwashiorkor es una enfermedad de bebés causada por la ausencia de nutrientes, como las proteínas, a la dieta. Esto suele ocurrir porque en según qué lugares, donde hay dietas donde faltan proteínas, las madres dan la leche a los bebés con muchos carbohidratos pero con pocas proteínas. Algunos síntomas de la enfermedad son el abdomen abombado y coloración rojiza del cabello. Es una enfermedad tan grave que la mortalidad puede ser superior al 60% y puede haber secuelas a largo plazo, como la talla corta o retraso mental.
  • Anemia: La anemia es una enfermedad de la sangre que se debe a una alteración de la composición sanguínea que tiene una concentración baja de hemoglobina.

Acción de la desnutrición

La desnutrición aumenta el riesgo de infecciones y enfermedades infecciosas, por ejemplo, es un factor de riesgo importante en el inicio de la tuberculosis activa. En las comunidades o áreas que no tienen acceso al agua potable, estos riesgos adicionales para la salud tienen un problema crítico. Una energía más baja y deterioro de la función del cerebro también representan la espiral descendente de la desnutrición ya que estas personas que estan en baja forma tienen serias dificultades para cuidar de si mismas, encontrar un trabajo para conseguir sus propios alimentos y en definitiva subsistir y tener una buena educación.

Si sufres de dolores o crees que puedes padecer alguna enfermedad y quieres conocer sus síntomas no te pierdas nuestra página principal.

Leave a Reply