Una de las causas más frecuentes que suelen producir dolor en los senos, son los cambios hormonales que se producen en las mujeres por motivos como pueden ser la menstruación o el embarazo. Cuando va a llegar la época de la menstruación es normal que se produzca un poco de inflamación que derive en dolor.

Es posible y perfectamente entendible que una mujer que sienta dolor en las mamas pueda llegar a asustarse pensando que tiene algo que ver con el cáncer, aunque tenemos que decirte que no es uno de los síntomas más comunes de esa enfermedad.

Lo que queremos que conozcas en este articulo es que hay muchas patologías que son benignas y que causan dolor en los senos y si durante una autoexploración no te encuentras ningun bulto y sin embargo sufres de dolores, puede que sea por algo menos grave de lo que piensas. De todos modos y como te explicamos en todos nuestros artículos, esta web tiene solamente un carácter informativo y lo primero que tienes que hacer siempre ante cualquier dolor es consultar con un médico, internet es solo para informarse, no para sacar un diagnostico de ningun tipo, eso deben hacerlo profesionales.

Dolor en los senos

Causas del dolor en los senos

Hormonales

Las hormonas influyen en todo el cuerpo, producen cambios y reacciones. Cuando una niña pasa a ser mujer, es lo más normal del mundo que sufra dolores en los senos por los cambios que se están produciendo en su cuerpo. Las mujeres adultas también pueden sufrir dolores en los días previos y durante la menstruación.

Lo más común es que estos dolores se presenten antes del periodo y a mitad del mismo que es cuando se producen los cambios hormonales más fuertes. Es común también en muchas mujeres sufrir estos dolores durante toda su etapa fértil.

Si estás usando pastillas anticonceptivas también puede que experimentes dolores en el pecho.

Embarazo

Cuando una mujer se queda en estado se producen también cambios enormes en el cuerpo para adaptarse a la nueva situación que se produce. Uno de los cambios más notables es el de los senos, que se adaptan progresivamente a su nueva función de amamantar.

A simple vista se pueden observar, el tamaño aumenta y se pueden ver unas venas azules normalmente pronunciadas que se deben al aumento del flujo sanguíneo.

Si una mujer se ha quedado embarazada por primera vez, o a temprana edad, puede que los dolores sean más fuertes.

Lactancia materna

Lactancia

Una vez que la mujer da a luz a su hijo también es normal que se produzcan dolores en los senos, independientemente de que decida amamantarlo o no. Todo esto se debe a la subida de la leche que se produce para poder alimentar al hijo que acaba de llegar al mundo.

Una cosa muy importante a tener en cuenta con estos dolores, es que hay que observar que no sean muy frecuentes e intensos, en este caso y si después de un tiempo no cesan, debemos acudir a un médico para descartar una posible mastitis.

Mastitis

Si tienes fuertes dolores en el pecho en el momento de la lactancia y observas rojeces o fiebre, debes acudir a un especialista para descartar una posible mastitis, que es la obstrucción de los conductos que llevan la leche. Esta obstrucción puede producirse por diversos motivos, los más comunes son virus, bacterias u hongos.

Quistes en los senos

Son bolsas de líquido que se producen dentro de los senos cuando las glándulas mamarias aumentan de tamaño. Normalmente se pueden palpar aunque en algunas ocasiones es necesario hacer una radiografía para poder detectarlos. En la mayoría de las ocasiones este tipo de quistes son benignos.

Abscesos en los senos

En ocasiones este problema se produce en la lactancia o por bacterias que entran en el pecho a través de alguna grieta que haya en el pezón. Es una acumulación de pus que se produce en los senos, una infección que puede convertirse en un bulto blando y producir dolor en los senos.

Cáncer de mama

A pesar de que el cáncer de mama puede producir dolor, es uno de los síntomas menos frecuentes, por eso si sientes dolor, como nos gusta repetirte, lo mejor es que vayas a tu medico y te de un diagnóstico profesional del problema que sufres y una solución efectiva. De todos modos en la mayoría de los casos, el dolor es uno de los últimos síntomas que se presentan en esta enfermedad, por lo tanto si todavía no tienes el diagnostico de tu medico, no desesperes si has empezado a experimentar dolor, lo más probable es que se deba a alguno de los otros motivos de los que estamos hablando en este articulo.

Estrés

Aunque parezca mentira, se ha comprobado que mujeres que tienen trabajos que producen mucho estrés o que se encuentran en situaciones especialmente complicadas en un momento puntual de sus vidas, pueden llegar a presentar dolor en los senos. El estrés está directamente relacionado con estos dolores en muchas ocasiones.

Cafeína

Es cierto que no hay ninguna evidencia científica que demuestre que la ingesta de productos con cafeína produzca dolor en los pechos, pero sí que hay testimonios de numerosas mujeres que han experimentado dolor tomandola y este ha remitido al dejar de hacerlo, de hecho, los médicos suelen recomendar dejar de tomarla cuando empiezan a tratar a una mujer que los sufre.

Vitamina E

La vitamina e que se encuentra en productos alimenticios como las almendras, los cacahuetes, la albahaca, el romero, las espinacas, las aceitunas verdes y otros, tiene múltiples beneficios como la salud, de hecho el consumo de una cantidad recomendada puede ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, el deterioro de la vista por el paso de los años o enfermedades del corazón, además es antioxidante y ayuda a reducir la inflamación, pero algunos médicos, ante el diagnóstico de dolores en los pechos, recomiendan reducir la ingesta de alimentos que la contengan.

Golpe en los senos

Como es natural, una de las posibles causas de dolor en los senos es recibir un golpe en los mismos, aunque normalmente si no hay complicaciones suele ser un dolor aunque intenso, momentáneo que desaparece con el paso del tiempo.

Presión en los senos

 Los senos no deben estar excesivamente presionados porque se pueden producir dolores, una de las cosas que puede producir esta presión es por ejemplo dormir en una mala postura, o quizá el uso de un sujetador que oprima demasiado la zona.

Artritis

Aunque como seguramente ya sabes, la artritis es la inflamación que se produce en las articulaciones de los huesos, se dan casos de dolores en los senos que vienen provocados por ella, aunque esté producida en una parte del cuerpo que tenga poco que ver con los senos.

Estiramiento en los ligamentos

Los senos están sujetos al cuerpo por ligamentos, como cualquier musculo, y es normal que sobre todo en mujeres con senos grandes, después de realizar un ejercicio físico o movimiento brusco y sobre todo al llevar ropa que no ofrezca la sujeción adecuada, se produzca este estiramiento y derive en dolor.

Menopausia

Otra de las causas más comunes que producen dolor en las mamas es la menopausia, que es el momento en el que una mujer deja tener el periodo y por lo tanto su edad fértil ha terminado.

Medicinas que pueden producir dolor en los senos

Hay algunas medicinas que pueden tener el efecto secundario de producir dolor en los senos, te las vamos a enumerar a continuación por si acaso estás tomando alguna y has sufrido dolor, que lo consultes con tu medico por si es definitivamente el motivo del mismo y puedes sustituirla por otra.

  • Espironolactona
  • Metildopa
  • Preparaciones con digitálicos
  • Diuréticos
  • Clorpromazina
  • Oximetolona

Herpes Zóster

Es un herpes que se produce por el mismo virus de la varicela, se presenta en el cuerpo en forma de ampollas y si estas aparecen en las mamas el dolor puede sufrirse en esta zona.

Dolor en los pechos

Recomendaciones y cuidados para el dolor en los senos

Hay varias cosas que podemos hacer para intentar evitar tener dolor en los senos y para mejorarlo en el caso de que ya lo suframos, algunas de las ideas que podemos ofrecerte son las siguientes:

  • En el caso de que el dolor sea muy fuerte y cueste trabajo soportarlo se puede tomar algún medicamente analgesico, siempre con la opinion de un facultativo detrás.
  • Una solución que puede aliviar el dolor de forma temporal es aplicar frío o calor en la zona.
  • Hay que usar un sujetador que soporte bien los pechos, que esté ajustado pero que no apriete tanto como para producir una presión excesiva.
  • Como siempre y como para casi todo es bueno llevar una dieta saludable, rica en frutas y verduras y baja en grasas.
  • Aludiendo al punto anterior, lo mejor es mantener el peso ideal, como ya hemos hablado a lo largo de este articulo uno de los problemas que más suelen producir dolores en los senos son los cambios hormonales y estos se dan menos en cuerpos que tienen un peso equilibrado.
  • Es bueno tener un consumo alto de vitaminas, B6, B1 y E.
  • Hay multitud de remedios caseros para el dolor de mamas com por ejemplo aplicar en la zona, café, vinagre, compresas de agua o zumo de limón.