El dolor en el talón se puede producir por diversos motivos, normalmente uno de los comunes es que se tengan anomalías a la hora de caminar, pueden producir tensión en exceso de los huesos del talón y los tejidos que están unidos a él derivando en patologías que producen los dolores de talón.

Hay cosas que pueden provocar dolor en el talón y que está en nuestra mano controlar, como por ejemplo un calzado que no esté en condiciones, los zapatos son muy importantes y siempre hay que llevar el calzado adecuado para cada actividad y cuidarlo y sustituirlo una vez que se deteriore. El exceso de peso es otro motivo que puede desembocar entre otras cosas en dolores en el talón, las articulaciones tienen que soportar más peso y se producen lesiones en estas y otras zonas.

El dolor en el talón se puede dar en cualquiera de las tres partes que tiene el mismo, anterior, posterior o inferior y en ocasiones es tan fuerte que ni siquiera nos permite continuar con nuestra actividad normal.

Queremos estudiar contigo las posibles causas que pueden generar dolor en el talón, y vamos a empezar con la más común, la fascitis plantar que es la inflamación de la zona plantar en la parte más próxima al talón. La fascia plantar va desde el hueso calcáneo hasta los metatarsianos, pero además de eso tiene una continuación con los músculos posteriores de la pierna que son los músculos gastro soleos y los que se encuentran en los muslos que son los isquiotibiales.

Dolor en el talón

¿Por qué se produce la fascitis plantar?

Se produce por contracturas de los músculos posteriores del miembro inferior, al tener poca flexibilidad puedes percibir un dolor en la planta del pie. La principal causa del dolor de la fascia plantar es por la falta de estiramiento de los músculos posteriores de la pierna.

Se suele producir con más frecuencia en personas con obesidad, con un arco plantar alto, que realizan ejercicios largos o en mucha cantidad y que se someten a cargas fuertes durante tiempos prolongados.

¿Cuáles son los síntomas de la fascitis plantar?

Es un dolor que se produce casi siempre en las primeras horas de la mañana, después de estar contracturado toda la noche, cuando vas a dar los primeros pasos y los pies se encuentran relajados puedes sentir inmediatamente un dolor que posteriormente se va mejorando. También se produce después de las jornadas laborales.

¿Hay diferentes tipos de fascitis plantar?

Lo que hay son otro tipo de patologías que hay que diferenciar de la fascitis plantar como algún tendón inflamado o fracturas por estrés del calcáneo, se suelen producir en personas que caminan mucho o que pasan largas jornadas de pie, el hueso se fatiga y se pueden producir este tipo de patologías.

 ¿Cual es el tratamiento para la fascitis plantar?

Para el tratamiento de la fascitis plantar hay que manejar dos aspectos, el primero y más importante que son los ejercicios para vencer la contractura de la fascia plantar y de la musculatura isquiotibial, ósea la musculatura que va por detrás de la pierna y el muslo y el segundo aspecto es mejorar y evitar que la fascia plantar se siga inflamando.

¿Qué ejercicios podemos hacer para el tratamiento de la fascitis plantar?

Es importante realizar los ejercicios varias veces al día, (Un mínimo de tres), con ambas extremidades aunque solamente sea uno de los talones el que nos este doliendo, y lo ideal sería hacerlos por la mañana, medio día y noche quince veces con cada pierna. Es importante que sepas que los ejercicios no van a mejorar inmediatamente el problema pero se ha demostrado que a largo plazo es lo único que puede solucionarlo realmente de una forma definitiva, también tenemos que comentarte que los ejercicios inicialmente aumentan los dolores y esta es una de las causas por las que las personas que comienzan a hacerlos terminan por dejarlos, pero como ya te hemos dicho lo que se busca con esto es mejorar el problema definitivamente a largo plazo, por lo que no debes abandonarlos.

Los ejercicios que hay que realizar son estiramientos.

¿Cómo evitar la inflamación?

Tienes que acudir a tu medico para que te mande algún medicamento ya sea inyectado o por vía oral, que va a eliminar el dolor en la mayoría de los casos durante unas dos o tres semanas y eso va a permitir que ese dolor inicial de los ejercicios se minimice o se elimine por completo. Este alivio es temporal para que puedas realizar los ejercicios necesarios para tu recuperación.

Fascitis plantar

Otras recomendaciones para la fascitis plantar

Otra manera de quitar el dolor y desinflamar es colocar hielo en la planta del pie, por ejemplo podemos usar una botella de plástico y mantenerla congelada y cuando tengamos dolor o después de realizar los ejercicios nos hacemos un masaje con esta botella a modo de rodillo durante unos 15 minutos aproximadamente. Aunque te alivie no lo hagas durante más de 15 minutos porque te puedes quemar con el hielo.

Otra cosa importante para evitar que la fascia plantar se siga inflamando es hacer un uso adecuado del zapato, que debe ser siempre acolchado y que no permita que el talón esté haciendo impactos. Si el zapato que usamos no tiene una suela gruesa y acolchada sería bueno introducirle unas plantillas de silicona para amortiguar estos impactos. Si usas tacones vas a sentir un descanso del dolor cuando los lleves puestos, pero en realidad estás empeorando la enfermedad por dos razones, los tacones son duros y están aumentando el impacto sobre el talón y además estás aumentando la contractura.

Si después de realizar ejercicios, ir a tu medico y llevar a cabo un tratamiento adecuado sigues con dolores, se pueden realizar infiltraciones locales, pero debes seguir haciendo los ejercicios.

También puedes visitar la Wikipedia para conocer algo más de esta dolencia.

Espolón calcáneo

Este es otro de los motivos que puede producir dolor en el talón, es una proliferación ósea que aparece en la parte inferior del calcáneo con la forma de un pincho hacia delante.

El espolón calcáneo no es en sí mismo doloroso y hay muchas personas que pueden presentarlo sin observarse en ellas el más mínimo de los dolores pero en ocasiones puede provocar un dolor asociado a la fascia plantar que es la que se inserta en la zona inferior del calcáneo y donde aparece el espolón.

En cuanto al diagnóstico de esta patología debe de hacerlo un profesional medico y se suele utilizar una radiografía lateral que es donde se aprecia ese pincho del que hemos hablado ya anteriormente.

Causas del espolón calcáneo

Poco o nada se sabe sobre las causas que dan lugar a esta patología, pero en medicina se aduce al sobrepeso, un ejercicio excesivo, al uso de calzados inadecuados, etc… Aunque hay otros profesionales que opinan que existen una serie de causas que pueden estar participando en la aparición de esta enfermedad. Por un lado tenemos algunas personas tenemos una predisposición a aucumular calcio en zonas tendinosas y por otro lado y relacionado con esta acumuluación podemos hablar de la “intoxicación” de microcristales que algunas personas presentan en sus tejidos, en este caso de calcio, que pueden favorecer que poco a poco el tendón se vaya calcificando.

Al principio será una calcificación más difusa, no visible en una radiografía, pero poco a poco va creciendo.

Tratamiento del espolón calcáneo

Se suele hablar de las típicas plantillas o taloneras de silicona para aliviar el apoyo, también se utilizan medicaciones orales, infiltraciones de corticoides y se llega incluso a la cirugía aunque se sabe perfectamente que no da buen resultado en muchos casos y además puede tener incluso complicaciones por el daño generado en la cirugía sobre el tendón.

Dentro de la fisioterapia tampoco existen tratamientos que estén comprobados para solucionar esta patología.

Si hay un tratamiento útil dentro de la medicina que son las ondas de choque que son unos impulsos de ultrasonido de alta intensidad que rompen estas calcificaciones y ayudan a disolverlas. Se trata de hacer que toda la zona haga una reacción inflamatoria que ayude a limpiar los cristales que se encuentren precipitados en todo el tendón.

Espolón Calcáneo

Bursitis del talón

Otro de los motivos que pueden producir dolor en el talón es la Bursitis Retrocalcánea, que es una inflamación de la bolsa (por eso se llama bursitis, porque en latín bolsa es bursa), que rodea al tendón que hace que se concentre un poco de líquido entre el propio tendón y la bolsa que lo envuelve. Ese líquido se queda atrapado y el dolor que produce puede llegar a ser insoportable.

El tendón de aquiles junto con el que hay por encima de la rodilla son los más potentes que hay en el cuerpo porque sujetan músculos de gran calibre como es en el caso del tendón de aquiles los gemelos, además es fundamental para la estabilidad del pie cuando iniciamos la marcha, cuando hacemos el juego de puntilla, tensamos los gemelos y este tendón tira para soportar todo el peso, es por esto que las personas que tienen esta dolencia suelen notar que se acentúa si se ponen de puntillas.

Se puede recurrir al reposo, calor local y antiinflamatorios por boca en una primera fase, en una segunda fase podrían ir bien las microinfiltraciones, con ellas se pincha el antiinflamatorio directamente en esa zona, puede ayudar a calmar el dolor pero se corre el riesgo de pinchar el tendón, cosa que provocaría más daño que beneficio.

Lo que mejor resultado da en estos casos es utilizar un calzado que permita descargar, levantando un poco el talón para que haga una parte del trabajo de hincar la puntilla. También puede ser positivo aplicar ultrasonidos, onda corta o incluso rayos láser porque van a ayudar a desinflamar esa zona.

Otras causas que provocan dolor en el talón

  • Contusiones locales: Se pueden producir si pisamos un objeto o nos damos un golpe en esa zona, la lesión puede durar un tiempo pero si no es de gravedad se acaba curando.
  • La epifisitis del calcáneo: Se puede producir por usar calzado nuevo o por realizar mucho ejercicio.
  • Dolor de talón en niños: Es normal que se produzcan estos dolores en niños porque les están creciendo los huesos.
  • Tendinitis de Aquiles: Se relaciona con los saltos en el ejercicio aunque también puede tener que ver con el calzado que se usa y otras patologías como la gota o la artritis reumatoide.
  • Nervio atrapado: Hay un nervio que se encuentra en esa zona del talón y si se pinza puede provocar dolores y hormigueos.
  • Heridas abiertas.
  • Presión continua.
  • Callosidades.
  • Deformidades en las extremidades inferiores.

Remedios caseros para la talalgia

La talalgia no es otra cosa que dolor en el talón del pie, suelen sufrirlo muchas personas con asiduidad y puede llegar incluso a imposibilitar o dificultar mucho la acción de caminar.

Este problema viene derivado de otras afecciones de las que ya hemos hablado anteriormente en este mismo articulo como por ejemplo la fascitis plantar o la inflamación del calcáneo.

Lo principal es que si te notas algún tipo de molestia y/o inflamación, vayas a tu medico para que te haga un diagnóstico profesional de a qué puede deberse.

  1. Un método que suele funcionar bastante es aplicar frío en la zona dolorida, puedes hacerlo con hielo por ejemplo, pero ten cuidado, porque como a lo mejor ya sabes no puedes aplicar hielo directamente sobre la piel ya que puedes quemarla, tienes que cubrirla con algún tipo de paño o usar una de las compresas frías que se venden en tiendas para estos menesteres.
  2. Los masajes también funcionan muy bien, pero como entendemos que quizás no tienes la posibilidad de que te den masajes todos los días, un buen remedio que puedes hacer tu mismo es comprar una pelota de tenis y ponerla en el suelo, apoyar encima la planta del pie y moverla de adelante a atrás, desde los dedos de los pies hasta el talón. Si quieres también puedes usar cremas antiinflamatorias.
  3. Introduce los pies en agua tibia con sal y vinagre de manzana durante 3 veces al día, seguro que vas a notar alivio también con este método.
  4. Las plantillas de silicona que venden en las ortopedias también son muy buenas para esto fines, ya que reducen el impacto del pie con el suelo y alivian mucho el dolor, además de todo eso tienes que tener en cuenta que si estas sufriendo de dolor en el talón tienes que reducir casi al mínimo o eliminar las actividades deportivas o físicas que puedan causar daños en la zona.
  5. Es posible que si acudes a tu médico te diga que uses una fedula nocturna para mantener el pie estirado durante la noche, pero esto es una decisión que como te decimos, tiene que tomar tu médico.

 

Seguimos añadiendo dolencias y enfermedades para que las conozcas a fondo en Dolor En.