Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico

Hoy queremos hablarte de algo que seguramente te suena de haberlo escuchado anteriormente, los ejercicios de Kegel, pero a pesar de que pueda sonarte, en este articulo queremos dejar totalmente claro y despejar todas las dudas acerca de que son exactamente y para que sirven. Lo primero que tenemos que dejar claro es que no son ejercicios que solamente pueden hacer las mujeres y que no son exclusivos para mujeres que han dado a luz. Tienen muchas aplicaciones y son útiles para todos, como por ejemplo prevenir el dolor de espalda baja, y es por eso que creemos que este articulo es muy importante.

¿Qué son y para qué sirven?

Con estos ejercicios lo que hacemos es contraer el músculo pubocoxígeno, pero el nombre que es usa de manera popular son ejercicios de Kegel. Con este tipo de movimientos se fortalece la zona del suelo pélvico, y esta zona la tienen tanto hombres como mujeres, por lo que los ejercicios son útiles para ambos sexos. Existen desde la década de los 40 cuando fueron creados por el médico cuyo nombre los bautizó, Ejercicios de KegelArnold Kegel, y fueron concebidos para prevenir o solucionar si ya se padecía la incontinencia urinaria en mujeres después del parto (de ahí vienen las creencias actuales sobre sus aplicaciones).

Con el paso del tiempo, se fue descubriendo que se podían utilizar para muchas más cosas, ya que trabajar esta zona del cuerpo nos permite mejorar la función de sostener las vísceras y además mejora las relaciones sexuales.

Para explicar en que lugar está la musculatura del suelo pélvico y como se ha de activar, se suele usar el siguiente ejemplo: Tenemos que imaginar que el centro en el que nos tenemos que concentrar es una cesta de mimbre. En esa cesta, tenemos la tapa, que haría las veces de diafragma, los laterales y la parte delantera de la cesta, serían el trasverso del abdomen, osea el musculo que rodea todo, luego está la parte de atrás de la cesta que serían los músculos lumbares y para finalizar la base, que sería la musculatura del suelo pélvico.

Toda esta musculatura trabaja de forma conjunta, por lo que, lo que pasa en una zona, afecta directamente a las demás.

¿Cómo se hacen los ejercicios Kegel?

Cuando hacemos estos ejercicios, no se ve nada especial en nuestro cuerpo desde fuera, porque los músculos que se trabajan son internos, y lo bueno que tiene esto es que podemos hacerlos en cualquier lugar. Lo mejor es hacerlos en una posición sentada, aunque si acabas de empezar puedes hacerlos también tumbado.

Hay que colocar la cadera en una posición neutra, es decir, sin inclinarse ni adelante ni atrás y realizar todas las fases del movimiento del suelo pelvico. De todas maneras, como estos ejercicios requieren de una explicación mayor, te recomendamos este post donde se habla en profundidad sobre como se hacen los ejercicios de kegel.

¿Por qué debo hacer estos ejercicios?

Cuando los años van pasando, esta zona va perdiendo fuerza y tono y se pueden causar dolores, problemas de incontinencia, tanto urinaria como también fecal y como es natural, es bueno que intentemos prevenir todo este tipo de dolencias.

Además de todo esto, estos ejercicios pueden ayudar mucho en el plano sexual, a los hombres les ayudan a solucionar problemas como la eyaculación precoz, y a las mujeres les permite realizar una mayor fricción durante el acto, por la tonificación de los musculos de la vagina.

¿Conclusión?, es bueno dedicar unos minutos al día, para fortalecer esta zona, evitar futuros problemas y además mejorar nuestra calidad de vida.

Leave a Reply